Los peligros de tomar té

El plástico está tan presente en nuestras vidas que no somos conscientes del peligro que aporta, no solo al medio ambiente sino también a nuestra propia salud
Los peligros de tomar té
Foto: Agencia Reforma

Una investigación canadiense concluye que las bolsitas de té liberan millones de partículas de microplástico en la infusión, niveles muchísimo más elevados que los detectados en otros alimentos y bebidas.

La investigación, realizada por expertos del Departamento de Ingeniería Química de la Universidad McGill de Montreal, en Canadá, ha dado con una preocupante revelación: cada bolsita de té libera 11,600 millones de partículas de microplásticos y 3,100 millones de partículas de nanoplásticos.

Tanto los microplásticos como los nanoplásticos están presentes en todo tipo de alimentos y bebidas y pueden ser perjudiciales para los consumidores. Pero todavía se desconocen los posibles efectos sobre la salud por la ingesta de estos materiales.

Lo cierto es que ya se sabe desde hace algún tiempo que la gran mayoría de bolsitas de té integran plástico en su composición, sobre todo polipropileno, material resistente al calor que garantiza el sellado y sirve para dar consistencia a las bolsitas, evitando que se puedan descomponer al entrar en contacto con el agua.

El estudio confirma que las bolsitas de té liberan las partículas plásticas al entrar en contacto con el agua caliente. Para la investigación se adquirieron cuatro variedades de té comerciales cuyas bolsitas eran diferentes y que contenían plástico, los investigadores vaciaron las bolsitas y las lavaron para, seguidamente, calentarlas en recipientes, simulando las condiciones de preparación de la bebida.

El agua fue sometida a un análisis mediante microscopía electrónica, los resultados mostraron que una sola bolsita de té liberaba millones de partículas de plástico, según los resultados 11,600 millones de partículas de microplásticos y 3,100 millones de partículas de nanoplásticos, niveles muchísimo más elevados que los detectados en otros alimentos y bebidas, como el agua embotellada, la sal, el pescado de agua dulce o diferentes alimentos de origen marino.

Si eres de los que piensa que las bolsitas de té están elaboradas con papel, debes saber que hasta el 96% de su contenido está compuesto por polipropileno. Varias marcas de té ya han eliminado este material de sus envases por completo, pero otras marcas continúan usándolo.

El artículo fue publicado en la página de la Universidad McGill, y también se encuentra información al respecto en otro publicado en la revista científica ACS Environmental Science & Technology.

Dale click a la estrella de Google News y síguenos