El aceite de oliva, el queso y la canasta de la compra, más cara

EEUU impone aranceles a cuatro socios de la UE por los subsidios a Airbus
El aceite de oliva, el queso y la canasta de la compra, más cara
Foto: Archivo

La canasta de la compra o comer fuera en un restaurante italiano o español se va a encarecer. Y la raíz del problema es el fabricante de aviones europeo Airbus.

La Organización Mundial de Comercio puso esta semana punto final al procedimiento que se abrió hace 15 años contra Europa a instancias de EEUU por los excesivos subsidios concedidos a Airbus. La OMC ha estado trabajando en ello durante todo este tiempo porque las ayudas son contrarias a la libre competencia. Por ello, en plena guerra comercial de la Casa Blanca con buena parte de sus socios comerciales, la OMC ha dado permiso a EEUU a imponer como castigo aranceles a productos de la UE valorados en $7,500 millones.

La Administración de Donald Trump no se ha hecho esperar y aunque el momento es discutiblemente apropiado, ha acatado el dictamen de esta organización que tanto ha criticado en los últimos años.

El 18 de octubre se impondrán aranceles del 25% a una serie de productos que van desde litografías y productos de lana hasta alimentos que se incluyen normalmente en la canasta de la compra. Frutas como naranjas, mandarinas, peras o limones costarán más así como una importante variedad de quesos que incluye el parmesano, provolone y pecorino.

El aceite y las aceitunas también costarán más y se encarecerán algunos productos del cerdo además de ciertos moluscos como los mejillones. El whiskey de malta escocés está en la lista. ¿El vino? también.

Los consumidores estadounidenses tendrán que pagar más por estos productos que no son siempre esenciales, por más que sean deliciosos, por lo que parte de su consumo se reducirá impactando a productores de España, Reino Unido, Francia y Alemania que son los socios del consorcio Airbus en distintas proporciones.

El caso de las subvenciones excesivas e ilegales de la industria aeronáutica puede crecer aún porque para dentro de unos meses, en los primeros meses de 2020, está previsto que la OMC haga público su dictamen abierto por los europeos a propósito de las subvenciones excesivas del Gobierno estadounidense a Boeing. La alegación es la misma, distorsión de la competencia.