Mató a su esposa y a sus hijas, ahora escribe una inquietante carta desde la cárcel

Chris Watts, de 34 años, asesinó a su esposa e hijas en su casa en Frederick, Colorado, en un intento por estar con su amante
Mató a su esposa y a sus hijas, ahora escribe una inquietante carta desde la cárcel
Chris Watts con sus hijas tiempo ante de asesinarlas.
Foto: Instagram

Un padre confesó haber matado a su esposa e hijas en una inquietante carta escrita en la celda de su prisión.

Chris Watts, de 34 años, admitió sus crímenes en una carta escrita desde la cárcel, luego de su encarcelamiento por asesinar a Bella, de cuatro años, Celeste de y a Shanann, su esposa embarazada.

El convicto reveló que drogó a su esposa en un intento por inducir un aborto involuntario y finalmente la estranguló hasta la muerte para que pudiera comenzar una nueva vida con su amante, Nichol Kessinger.

También confesó que mató a sus dos hijas en el campo, después de que fracasó su primer intento de sofocarlas con una almohada.

Toda estas confesiones las hizo en cartas que escribió y envío a Cheryln Cadle, una desconocida con el que comenzó a comunicarse desde la prisión, ya que fue sentenciado a cadena perpetua.

En una de las cartas detalla el proceso del asesinato y admite que un día antes de hacerlo, tomó la decisión de matar a las niñas. De hecho, cuando las acostó sabía que esa era la última vez que lo haría.

También revela que vio cómo el rostro de su mujer se teñía de mascara negra cuando ella comenzó a llorar porque él le dijo que no la amaba. Depués de eso, la estranguló hasta la muerte. Él no dijó de mirarla fijamente a los ojos.

Las niñas se despertaron en un momento de la noche y lo sorprendieron envolviendo el cuerpo de su esposa en una sábana, así que mató a las niñas y desechó los cuerpos junto con el de la madre.

El convicto escribió: “De las tres, Bella es la única que peleó. Escucharé su suave voz por el resto de mi vida, diciendo: ‘¡Papá, no lo hagas!‘ Ella sabía lo que le estaba haciendo. Puede que no entendiera la muerte, pero sabía que la estaba matando “.

Watts ha permitido a la Sra. Cadle publicar sus cartas en un libro, Cartas de Christopher: las confesiones trágicas de los asesinatos de la familia Watts, con la condición de que ella le informe a la gente sobre su supuesto despertar religioso en prisión.