EEUU crea 136,000 trabajos nuevos en septiembre y el desempleo cae al 3.5%

El ritmo de creación de empleo confirma una tendencia a la desaceleración
EEUU crea 136,000 trabajos nuevos en septiembre y el desempleo cae al 3.5%
Foto: Aurelia Ventura/La Opinion / La Opinion

Después de años de fuerte creación de empleo el ritmo de contrataciones se ha desacelerado. Es algo que ha pasado en los últimos meses y se confirma en septiembre, un mes que según el Departamento de de Estadísticas laborales (BLS, en sus siglas en inglés), se crearon 136,000 puestos de trabajo nuevos.

Es una evolución positiva que lleva la tasa de desempleo al 3.5% frente al 3.7% del mes anterior. Es el porcentaje más bajo desde octubre de 1969. En el caso de los latinos el desempleo es del 3.9%, una tasa menor que el 4.2% de agosto, y la menor registrada en esta comunidad desde que en 1973 se empezara a contabilizar.

Septiembre fue el 108 mes consecutivo de creación de empleo y dado lo alargada de esta tendencia positiva es lógico esperar un menor ritmo de contrataciones.

El año pasado se crearon como media  mensual 223,000 puestos de trabajo nuevos mientras que en lo que va de año 2019 se han creado unos 161,000 al mes.

No obstante, la madurez del mercado de trabajo coincide con un momento en el que no todas las lecturas de la economía son positivas. El sector industrial da muestras de contracción y el de servicios crece pero a uno de los ritmos más lentos de los últimos tiempos. EEUU no está aislada de la desaceleración global y la guerra comercial complica aún más la situación ya que los aranceles a importaciones y las represalias a estos pueden disuadir el consumo y la inversión.

La unión de estos dos elementos puede alimentar la idea de que se está en un momento de estancamiento o en el peor de los casos caminando hacia una crisis por más que

El consumo es el motor de la economía y aún está fuerte. La inversión es clave para crear empleo y en el pasado trimestre se comprobó que estaba débil. Los salarios, que han crecido por debajo del ritmo que cabía esperar tras la recuperación de la Recesión, siguen sin despegar la media de ingresos por hora es de 28.09 un centavo menos que en agosto. Para el centro de análisis EPI, este dato “es el más decepcionante de todo el informe”.

El sector de salud ha añadido 39,000 empleos, en línea con meses anteriores. La mayor parte en servicios ambulatorios y hospitales. El sector de servicios profesionales y de negocios mantiene su tendencia a la creación de empleo aunque por debajo de lo que se experimentó en 2018. Los gobiernos locales mantienen elevado el nivel de contratación.

En el sector de comercio el almacenaje y transporte sigue subiendo el empleo pero no así en las ventas al por menor. Solo en las tiendas de ropa se han perdido 14,000 empleos.

“El crecimiento del empleo se mantiene en una tendencia desacelerada”, explica Gad Levanon, analista jefe de la organización empresarial The Conference Board. Levanon dice que encontrar trabajadores cualificados va a ser más difícil y que en general el mercado “aún tiene buena salud”.