LéaLA, CiclaVía y la Feria de los Moles asaltan Los Ángeles

Los tres eventos se realizaron en forma simultánea en el centro de la ciudad, donde miles de angelinos disfrutaron de todo un día de fiesta 

Miles de personas llegaron al centro de la ciudad para disfrutar de las calles cerradas. (LACityClerk)
Miles de personas llegaron al centro de la ciudad para disfrutar de las calles cerradas. (LACityClerk)
Foto: LACityClerk

Si el objetivo el día de ayer era hacer ejercicio andando en bicicleta, comer un platillo muy tradicional mexicano como el mole, y de paso participar en un taller literario o comprar un libro en español, el centro de Los Ángeles era su destino.

Todo empezó como a las 9 de la mañana, cuando cientos de angelinos ansiosos ya esperaban la apertura oficial de CiclaVía, que en esta ocasión celebraba su edición 33 y visitaba los barrios de Westlake, Chinatown, Little Tokyo, Boyle Heights y el centro de la ciudad.

Además, en esta ocasión, CiclaVía celebró el centenario de una de las universidades más importantes de California y de EEUU: UCLA. Si, durante el recorrido los ciclistas podían parar y conocer un poco de la historia de tan importante institución.

LéaLA fue una fiesta literaria de tres días que culminó ayer a las 5:30 p.m. (Impremedia)

Según los organizadores del evento, desde que CiclaVía se inició en el 2010 en Los Ángeles, más de 1.6 millones de personas han participado, ya sea en bicicleta, en patines o patineta; solos, con pareja, con familia o con sus mascotas. Es Todo un día de fiesta familiar muy saludable.

No obstante, si durante el trayecto le daba hambre, justo en el Grand Park, por donde cruzaba la ruta de CiclaVía, se estaba celebrando la décimo segunda edición de la Feria de los Moles, un evento que ya se está haciendo toda una tradición en la ciudad y cada año se realiza en una forma más organizada y digno de participar.

Durante el evento de CiclaVía, la Universidad de California en LA (UCLA) celebró un siglo de vida. (Impremedia)

En la Feria de los Moles que parece una competencia entre los estados de Oaxaca y Puebla, dos de las entidades más representativas de dicho platillo, no solo se podía disfrutar del mole rojo, verde o negro; sino que también había tamales, tlayudas y toda una serie de antojitos que invitaban a romper cualquier dieta.

En esta ocasión, los comensales que llegaron desde a las 10 a.m., pudieron disfrutar de dos escenarios donde hubo bailables y música muy tradicional mexicana. Aunque se tenía planeado que el evento terminara como a las 6 p.m., seguramente los platillos no llegarían tan lejos, ya que eran las 11 de la mañana y la gente no dejaba de llegar.

Y si después de haber andado en bicicleta y comido un mole, se sentían un poco literatos y querían leer, escuchar o participar en un taller literario, solo tenía que caminar hacia La Plaza de Cultura y Artes donde se celebraba el regreso de LéaLA.

Con el tema ´La frontera y sus metáforas´, el evento literario regresaba a Los Ángeles luego de varios años de ausencia. En esta ocasión, el objetivo era reafirmar el orgullo por el idioma en español y mostrar la riqueza de la cultura hispana.  Y aunque el platillo fuerte había sido el sábado con la presencia de la escritora Lidia Cacho, ayer domingo hubo varios talleres literarios de altura que difícilmente se encuentran en Los Ángeles.

La Feria de los Moles se ha celebrado en LA por 12 años. (Impremedia)

Al final del día y después de que más de 40 escritores y creadores de la lengua española dijeran adiós a la ciudad, luego de tres días de festín literario, LéaLA tenía programado cerrar el evento con el diálogo: Del sur al norte: cultura y comunidad latina en EEUU., que tendría la participación de la cónsul de México en Los Ángeles, Marcela Celorio, y el ex alcalde Antonio Villaraigosa.

En fin, el domingo 6 de octubre será un día difícil de olvidar ya que encontrar tres eventos tan importantes y sabrosos a pasos de distancia, no se da muy seguido en el centro de LA.