Multimillonarios que donaron a Trump ahora demandan a su gobierno por un inmigrante

Los empresarios apoyan la política "América Primero", la cual ahora los afecta
Multimillonarios que donaron a Trump ahora demandan a su gobierno por un inmigrante
USCIS ha endurecido los requisitos para visas H-1B.
Foto: John Moore/Getty Images

Los multimillonarios Richard y Elizabeth Uihlein han apoyado al presidente Donald Trump y su campaña “América primero”, incluso donaron dinero para su campaña, pero ahora las políticas migratorias del mandatario los afectaron y demandaron a la Administración federal.

“Personalmente, soy estadounidense primero. Me importan los trabajos estadounidenses”, ha afirmado a sus cliente Elizabeth, pero a la hora de los negocios la situación puede cambiar, como se reporta en Publica, la cual reveló un pleito por visas para empleados especializados.

El conflicto quedó asentado en una demanda presentada en febrero en un tribunal federal de Distrito en Illinois, donde los empresarios acusan al Gobierno federal de rechazar la petición de contratar a un ingeniero de software de la Indica.

Uline Inc. es una compañía de Pleasant Prairie, Wisconsin, que compite con Staples, FedEx Office y OfficeMax, y regularmente busca visas de trabajo temporales reservadas para trabajadores que no son estadounidenses, dijo la compañía en un comunicado, para lo cual respalda a los extranjeros con las aplicaciones.

Eso a pesar de que sus dueños apoyan duras políticas migratorias, como lo reveló Richard en un testimonio ante la corte, donde se le preguntó si sus donaciones a candidatos conservadores respaldarían, de algún modo, política inmigratorias más duras. “Yo diría que eso es correcto, sí”, respondió.

El reporte señala que en 2018, Richard Uihlein dio más de $38 millones de dólares a candidatos y grupos conservadores y su esposa, Elizabeth, dio más de $1.5 millones.

El trabajador de estos multimillonarios quedó en medio de los esfuerzos de la Administración de endurecer los requisitos para las visas H-1B, que ha permitido a Servicios de Ciudadanía e Inmigración (USCIS) negar el 14% de las peticiones.