Alimentos escolares, un reflejo de la pobreza en Los Ángeles

LAUSD tiene la mayor distribución de desayunos gratuitos o a precio reducido en California y sigue creciendo 
Alimentos escolares, un reflejo de la pobreza en Los Ángeles
Estudiantes eligen su desayuno en la escuela Luther Burbank Middle School. (Jorge Macías)
Foto: Impremedia / Jorge Macías

Son las 7:30 de la mañana de cualquier día. Jonathan Rodríguez e Yvette Fuentes, ambos de 12 años se presentan en la cafetería de la escuela Luther Burbank Middle School.

Los estudiantes van a recoger los desayunos que están en contenedores cerrados. Los llevan en carritos de llantas a los salones de las maestras Emily Feinberg y Gisele Hoffer.

Los alimentos son puestos en un mostrador del salón de clases y en orden, los niños se levantan de sus sillas y escogen el desayuno de su predilección. En silencio toman leche, comen alguna fruta, un burrito de huevo o lo que haya sido planeado para ser servido. Cinco minutos después ya están listos para que la clase comience. Ahora sus estómagos se sienten mejor.

Yvette Fuentes y Jonathan Rodríguez, ambos de 12 años, llevan los desayunos al salón de clase en la escuela Luther Burbank Middle School. (Jorge Macías)

“Tengo 15 años trabajando como maestra para el LAUSD y he visto centenares de niños que llegan a la escuela sin haber desayunado en casa”, dijo Hoffer, maestra del sexto grado de primaria. “Así es muy difícil que aprendan y pongan atención; algunos desayunan aquí, en el salón de clases y hay veces que preguntan por más comida”.

Johnson Carles, gerente de la cafetería de la escuela, dijo que cada día sirven 500 desayunos, 800 almuerzos y 300 comidas. La escuela tiene 881 alumnos de sexto a octavo grado.
“Yo crecí y conocí la pobreza”, dijo Carles. “La economía mejora en el país y en California, pero aquí sigue habiendo muchos niños de bajos recursos; por eso, proporcionarles alimentos nutritivos y saludables, es una meta personal y del Distrito en general”.

Christine Moore, directora de Burbank Middle School informó que el 93% de los estudiantes -un total de 819- están inscritos en los programas de comida gratis o a precio reducido.

En la escuela Luther Burbank Middle School el 93% de los estudiantes están suscritos en los programas de alimentación. (Jorge Macías)

Según Public School Review, un website de educación que evalúa las condiciones académicas de los planteles a nivel nacional, en el ciclo escolar 2016-2017, en la secundaria Luther Burbank el porcentaje de estudiantes que son competentes en matemáticas fue del 36%, que fue más bajo que el 38% promedio en California.

En lectura, la brecha fue un poco más marcada. Durante el mismo año, solamente el 42% de los alumnos alcanzaron un nivel competente: seis puntos abajo del 48% estatal.
El plantel educativo es parte del Distrito Escolar Unificado de Los Ángeles, donde el 75% de 1,226 escuelas proveen desayunos o almuerzos gratuitos o a precio reducido a los estudiantes del kindergarten al grado 12.

Información del LAUSD revela que anualmente se invierten unos 160 millones de dólares para alimentar a la mayoría de 673,849 alumnos del distrito, en casi todas las escuelas. En este distrito, que es el más grande en California y segundo más grande en la nación, el 73.4% de los estudiantes son hispanos, 10.5 blancos, 8.2% afroamericanos y 4.2% asiáticos.

En 2018-2019 el distrito sirvió 120 millones de platillos de comida. 720,000 se sirvieron diariamente. Casi el 80% de los estudiantes calificaron para almuerzos gratuitos o a precio reducido.

Luther Burbank Middle School es parte del LAUSD donde el 75% de 1,226 escuelas proveen desayunos o almuerzos gratuitos de kindergarten al grado 12.

Comparativamente, en 2015-2016 los alumnos inscritos en programas alimenticios fueron 560,237, según el reporte de 2017 de Food Research Action Center (FRAC). De ellos, el 72.4% del total o 405,338 calificaron para alimentación gratuita o a precio reducido.

En la actualidad, es claro que, mientras más pequeños los estudiantes, hay más dependencia de los alimentos escolares.

Según Ellen Morgan, portavoz del LAUSD, el 70% de los alumnos de primaria participan en los programas alimenticios; del 45% – 55% de escuelas intermedias y del 38% – 45% en los planteles de preparatoria.

“Tenemos la más alta participación de estudiantes a quienes se sirve el desayuno en el salón de clases”, dijo Mónica García, miembro de la Junta Escolar del LAUSD. “También, la mayoría de nuestras escuelas (75%) están en el Programa de Elegibilidad de la Comunidad (CEP) donde todos los estudiantes obtienen todas las comidas sin ningún cargo”.

García agregó que la administración en el distrito está comprometida con los estudiantes de bajos recursos y por eso han implementado el programa de desayunos en el salón de clase.

“El alimento es lo básico que requieren los jóvenes para tener seguridad para superarse y avanzar en la vida”, subrayó la funcionaria.

Datos del LAUSD indican que más de medio millón de estudiantes (504,000) en el distrito requieren ayuda para que inicien el día escolar sin hambre.

En un esfuerzo extra, para evitar que los niños y jóvenes regresen a casa con hambre y puedan ser más eficientes en sus estudios, el LAUSD también implementó el programa de cenas [comidas], que se provee justo después de que suena la campana de salida.

“Actualmente servimos 71,000 comidas diarias y esperamos que número aumente”, dijo Ellen Morgan, portavoz del LAUSD.

El doctor Pedro Noguera, profesor de Ciencias Sociales en el Departamento de Estudios Chicanos en UCLA, dijo que desafortunadamente los distritos escolares no distribuyen los recursos para ayudar a los que más necesidad tienen.

“Dos cosas suceden en muchas escuelas de Los Ángeles: los niños son pobres y además tienen otras necesidades importantes como vivienda, acceso a la salud´´, indicó.  ´´Las escuelas no tienen los recursos para atender todos los problemas y los niños batallan porque los distritos no destinan los recursos en las escuelas que más los necesitan”.

Agrego que hace falta mucho para preparar a las nuevas generaciones para que enfrenten los retos laborales del Siglo XXI. En California sí hay voluntad para cambiar, pero no hay voluntad política para que el sistema de impuestos cambie la forma en que se envían fondos a las escuelas…espero que este gobernador (Gavin Newsom) tome las decisiones correctas”

A nivel estatal, el Departamento de Educación de California (CDE) invierte más de $2,700 millones en fondos federales y estatales para apoyar a las escuelas, centros de cuidado infantil, hogares de cuidado diurno familiar, centros de cuidado para adultos, centros de parques y recreación, y otras agencias elegibles para proporcionar comidas y almuerzos.

Porcentaje de alumnos que dependen de los alimentos escolares por condado en California 

Los Ángeles tiene 1,492,735 alumnos (64% latinos); alumnos que dependen de alimentos son 1,034,525 o 69%.

San Francisco tiene 60,916 estudiantes (31% latinos); alumnos que dependen de alimentos son 31,718 o 52.1%.

San Diego tiene 508,227 alumnos (48% latinos); alumnos que dependen de alimentos son 261,450 o 51.4%.

San Bernardino tiene 403,196 estudiantes (64% latinos); alumnos que dependen de alimentos son 288,979 o 71%.

Fresno tiene 204.421 alumnos (64.9% latinos); alumnos que dependen de alimentos son 151,656 o 74%.

 

Jorge Macías es freelancer en La Opinión de LA y participa en The California Divide, una colaboración entre varias salas de redacción que examina la desigualdad de ingresos y la supervivencia económica en California.