Jueces cerraron 275,000 casos de inmigrantes, pero hay casi un millón pendiente

Cada juez atiende 708 expedientes
Jueces cerraron 275,000 casos de inmigrantes, pero hay casi un millón pendiente
El DHS presentó 444,000 nuevos casos en el año fiscal 2019.
Foto: John Moore/Getty Images

Los jueces migratorios finalizaon 275,000 casos en el año fiscal 2019, reportó la Oficina Ejecutiva para la Revisión de Inmigración (EOIR, en ingles) del Departamento de Justicia (DOJ).

Eso representa, según el reporte, un incremento del 29% con respecto al año anterior, ya que se resolvieron –en favor o en contra de inmigrantes– 80,000 casos más.

El director del EOIR, James McHenry, indicó que los jueces buscan atender la mayoría de casos posibles, pero sus esfuerzos no resuelven la crisis que existe en la frontera, debido al incremento de peticiones de asilo.

Aunado a ello, reconoció que el retraso ya casi alcanza el millón de expedientes sin resolver, que pueden ser procesos de deportación, peticiones de asilo, entre otros.

“Nuestros tribunales de inmigración están haciendo todo lo que está a su alcance para juzgar eficientemente los casos, respetando los derechos al debido proceso, pero la adjudicación eficiente por sí sola no puede resolver la crisis en la frontera”, dijo. “Mientras EOIR está haciendo un trabajo sin precedentes adjudicando casos de manera justa y expedita, el retraso de casi un millón de casos continuará creciendo”.

Pidió que el Congreso haga modificaciones para que se atienda de mor forma la crisis en la frontera, pero no indicó que tipos de reglas deben modificarse.

McHenry apuntó que la contratación de 92 jueces ha ayudado a atender más casos, pero las peticiones también se han incrementado, lo que ha provocado mayores retrasos.

“Debido al gran volumen de casos de inmigración presentados por el Departamento de Seguridad Nacional (DHS), impulsado por la crisis fronteriza en curso, el número de casos pendientes de EOIR era de aproximadamente 987,000 al final del año fiscal 19”, acotó.

Los 444,000 casos nuevos presentados por el DHS en el año fiscal que terminó en septiembre es el número más alto en la historia, indicó el reporte, considerando que el promedio de casos era de 225,294 entre el año fiscal 2009 y el año fiscal 2016.

Actualmente 442 jueces atienden los asuntos pendientes, lo que representa 708 casos por cada impartidor de justicia, algo que ha sido cuestionado por la Asociación Americana de Jueces de Inmigración (AILA, en inglés), que también ha encendido luces rojas en la Junta de Apelaciones de Inmigración (BIA), sobre todo a raíz de un reciente memorando para aumentar la ajudicación de casos.

“Este memo… presiona a los miembros de BIA para acelerar las adjudicaciones sin preocuparse por el debido proceso”, acusó Jeremy McKinney, segundo vicepresidente de AILA, quien apostó por la creación de un tribunal migratorio que no dependa del DOJ.