Mario Cordero, el primer latino en ser director del Puerto de Long Beach

Habla de sus logros y sus metas al dirigir el segundo puerto más grande de EE UU
Mario Cordero, el primer latino en ser director del Puerto de Long Beach
Mario Cordero, Executive Director of the Port of Long Beach.
Foto: Aurelia Ventura / Impremedia/La Opinión

Tan pronto Mario Cordero se levanta, no puede esperar para irse a su trabajo como director ejecutivo del Puerto de Long Beach, el segundo puerto más grande de Estados Unidos. 

“He cumplido con los deseos de mi padre, trabajar duro y escoger un empleo que amo”, dice Mario quien está cumpliendo dos años en el cargo.

El mexicoamericano hizo historia al convertirse en el primer latino en ser director del puerto de Long Beach. Además es el único latino en ser director de un puerto grande en el país. 

Hijo de los inmigrantes mexicanos, Mario y Alicia Cordero, nació en el sur centro de Los Ángeles, pero creció en la ciudad de Gardena en el condado de Los Ángeles; y más tarde se fue a vivir al puerto de Long Beach.

“Decidí ser abogado porque a los 17 años conocí a uno que me impresionó tanto, que cuando llegué a la casa le dije a mi mamá, ya sé lo que quiero ser”.

Mario Cordero nunca imaginó llegar a ser director del Puerto de Long Beach. (Aurelia Ventura/La Opinión)

Mario cuenta que el abogado al que conoció en un retiro para jóvenes en Malibú, les habló de la necesidad de más abogados mexicoamericanos y su impacto en la justicia.

“Cuando me gradué de la escuela de leyes de la Universidad de Santa Clara fue un día muy especial para mi”, reconoce.

La segunda fecha que más lo ha emocionado en su vida es cuando después de ejercer el derecho en Long Beach, en 2011 recibió una invitación de la Casa Blanca para trabajar en la Comisión Federal Marítima en la administración del presidente Obama. Estuvo en esa posición hasta enero de 2017 cuando el presidente Trump asumió las riendas del país.

Meses después, la Junta de Comisionados del Puerto de Long Beach, de la que él fue miembro por ocho años antes de ir a Washington, lo nombró director del Puerto de Long Beach. Ese fue el tercer momento más emocionante en la vida profesional de este líder marítimo.

Es un orgullo que finalmente haya un latino como director de un puerto mayor. Mi nombramiento es un beneficio para la comunidad y para un estado donde la población hispana es significativa”, considera.

Mario Cordero expone los logros alcanzados como director del Puerto de Long Beach. (Aurelia Ventura/La Opinión)

Los logros

Mario dice que está muy satisfecho con el trabajo hecho. “El año pasado movilizamos una carga histórica de 8.1 millones”, dice. 

Sobre la guerra de comercio entre China y Estados Unidos, está muy confiado en que se dé un arreglo.

“Ninguno de los dos países va a ganar en esta guerra y en seguir subiendo las tarifas porque se afecta al comercio internacional. Como consecuencia, en el último año se ha reducido la movilización de carga entre un 26 y 27% ya que el 69% del negocio que entra por Long Beach, viene directamente de China”, dice.

Explica que el público promedio no sabe que la carga ha disminuido a causa de esta guerra, y que ahora el país con el que Estados Unidos tiene el comercio más grande en volumen, es México.

“Para México, Estados Unidos es el destino número de las exportaciones. Nosotros les compramos más a ellos. Estoy aquí para promover ese comercio, porque las oportunidades a futuro son inmensas”, precisa.

Mario Cordero, director del puerto de Long Beach y orgullo latino. (Aurelia Ventura/La Opinión)

Planes para el 2020

El director del Puerto de Long Beach precisa que la prioridad para el año 2020, será mejorar la excelencia operativa para ofrecer el máximo de eficiencia en la movilización de los contenedores.

No duda que podrán lograrlo gracias al compromiso de trabajo de su equipo. Eso los llevó a que sus números de movilización de carga fueran excelentes en 2018.

“Tenemos entre 10,000 y 15,000 trabajadores en las terminales. Somos responsables de uno de cada cinco empleos en Long Beach”, precisa.

Mario está muy orgulloso porque el próximo año, en abril se inaugurará el puente de más de 8,800 pies de largo con tres carriles por cada lado que unirá al Puerto de Long Beach con la Terminal Island para reemplazar al viejo puente de 1967.

Y están por terminar una nueva terminal completamente automatizada. “Esta terminal por sí sola, sería el puerto número seis de Estados Unidos”, dice.

Como director del puerto de Long Beach quiere promover la importancia del comercio con México.  (Aurelia Ventura/La Opinión)

Ejemplo a seguir

Este líder  recomienda a los jóvenes latinos que anhelen convertirse en líderes, estudiar y trabajar duro y con dedicación.

Pero también les aconseja que aprendan a trabajar en equipo, a colaborar, hacer relaciones y desarrollar una ética muy alta.

Recuerda que su mamá le repetía mucho la frase, “dime con quién andas y te diré quién eres”. Con ello le quería decir que debía relacionarse con gente inteligente.

A Mario nunca se le olvida los consejos de su padre: trabajar duro y hacer las cosas bien.

“Yo tenía como diez años cuando mi padre me dijo, ‘me vas a ayudar a pintar el borde de la puerta’. Lo hice mal y él lo notó. Yo no le di importancia. Me dijo, tienes que acostumbrarte a hacer las cosas correctamente”.

Y revela que ha sido un hombre afortunado por haber crecido con sus dos padres en la casa. “Y no es quiera inculcar el catolicismo a nadie. Para nada. Pero de esa fe cristiana, aprendí valores que me han ayudado mucho en mi vida”, dice.

Termina diciendo que le duele mucho la representación falsa que la administración Trump hace de los inmigrantes. “No estoy de acuerdo, porque mis padres no vinieron aquí para robar ni para colectar asistencia pública (welfare), sino por la oportunidad de trabajar y sostener a su familia“, subraya.