Nueva directora de Asuntos para los Inmigrantes de L.A. quiere ampliar servicios para indocumentados

La nueva encargada es una inmigrante mexicana cuyos padres la trajeron a EE UU siendo una niña
Nueva directora de Asuntos para los Inmigrantes de L.A. quiere ampliar servicios para indocumentados
Nora Preciado nació en la Ciudad de México y creció en el condado de Orange. / FOTO: Aurelia Ventura.
Foto: Aurelia Ventura / Impremedia/La Opinión

Nora Preciado está convencida de que su propia experiencia como migrante y como abogada por los derechos de los inmigrantes la llevaron a ser nombrada directora de Asuntos para los Inmigrantes de la ciudad de Los Ángeles.

“Estoy muy emocionada de llegar a este puesto y de ampliar el gran trabajo que ha hecho el alcalde para asegurar que todos los inmigrantes y refugiados se sienten seguros y puedan acceder a todos los programas que ofrecen los departamentos de la Ciudad, así como para proveerles información sobre cómo pueden protegerse y contribuir a nuestras comunidades, lo que nos beneficia a todos”, dice.

El 30 de septiembre, Nora tomó posesión del cargo al que fue designada por el alcalde Eric Garcetti.  Es la segunda directora bajo la administración del alcalde Eric Garcetti. La primera fue Linda López.

“Nací y crecí en la ciudad de México. Vine a los Estados Unidos a 13 años. Mis padres nos trajeron a mis tres hermanos y a mi. Ellos vinieron por lo mismo que atrae a todos los inmigrantes, la búsqueda de una vida mejor y por vivir el sueño americano de más oportunidades”, dice.

Nora Preciado, emocionada y contenta con su nueva responsabilidad como directora de la oficina de Inmigrantes del alcalde Eric Garcetti. (Aurelia Ventura/La Opinión)

La familia de Nora se estableció en el condado de Orange donde creció.

“Fue un gran ajuste y un cambio drástico. No hablaba inglés, pero tengo una familia muy solidaria y eso me ayudó mucho”, explica.

Sus padres se ganaron la vida trabajando como obreros en las fábricas de Los Ángeles. Llegaron a tener su propio negocio de transportación. En la actualidad, están jubilados.

Fueron sus progenitores quienes le inculcaron que lo más importante era la educación y lo único que le iba a dejar por herencia. “Siempre nos apoyaron para estudiar”, menciona.

Nora fue al colegio comunitario de Santa Ana, asistió a la Universidad de California en Davis y se graduó de la escuela de leyes en la Universidad de California en Berkeley.

Cuando estaba en la secundaria, descubrió su vocación. “Me di cuenta que la ley era un arma muy efectiva para hacer cambios en la sociedad. Las únicas experiencias con abogados no habían sido muy placenteras. Yo quería hacer algo diferente, ayudar a nuestra comunidad, crear cambios en nuestros derechos y en el trato a los inmigrantes. Quería dar a otros las oportunidades de contribuir a nuestras comunidad y apoyar a las siguientes generaciones”, explica.

Nora Preciado, la nueva directora de la oficina de Inmigrantes del alcalde Eric Garcetti, es una abogada especializada en asuntos para los inmigrantes. (Aurelia Ventura/La Opinión)

En cuanto se graduó de abogada de derecho civil especializada en derechos constitucionales de los inmigrantes, se hizo ciudadana de los Estados Unidos en 2005.

“Siempre me sentí una parte importante de las comunidades a las que pertenecía. Siempre quise contribuir de todas las maneras posibles. Mi estatus migratorio – hacerme ciudadana – me abrió más oportunidades para hacerlo de otras formas”, afirma.

Nora trabajó tres años para la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU) y 11 años para el Centro Nacional de Leyes Migratorias.

¿Cómo encuentra la situación de los inmigrantes?

“Una de sus mayores preocupaciones es sentirse seguros en su vida cotidiana. Nuestro papel es asegurar que se sientan cómodos al acceder los programas y servicios que ofrece la Ciudad tanto ellos como sus hijos que son ciudadanos de los EE UU que también son afectados por el miedo a las políticas que llegan de Washington. Casi el 50% de los trabajadores de esta ciudad son migrantes y el 50% de los propietarios de negocios son inmigrantes“. 

Nora Preciado es una inmigrante mexicana que vino a los Estados Unidos cuando era una niña. (Aurelia Ventura/La Opinión)

Con apenas unas semanas en el cargo, Nora dice que evalúan los programas y los servicios que se ofrecen; y van a consultar con organizaciones de inmigrantes y las familias inmigrantes para saber cómo pueden apoyar más.

“Es un proceso que va a llegar un tiempo. Queremos ver cómo podemos ampliar la ayuda que se está dando, seguir colaborando; y mantenernos atentos a las necesidades como vayan surgiendo”, anota.

Nora recalca que el compromiso para la comunidad inmigrante de parte del alcalde Eric Garcetti, nieto de inmigrantes, es fuerte. Por eso reabrió la oficina de asuntos para los inmigrantes y ha aprobado iniciativas que pide a todos los departamentos incluyendo a la policía, que provean servicios sin importar el estatus; y ha impulsado los apoyos para que se vuelvan ciudadanos, voten y participen 100% en las comunidades.

“La ciudad de Los Ángeles contribuyó con dos millones de dólares al programa piloto del Fondo de Justicia Legal. Se han representando a más de 500 familias migrantes, y se ha apoyado a más de 100,000 personas para que se hagan ciudadanos”, comenta.

VIDEO

Subraya que les interesa apoyar al medio millón de personas indocumentados y a todos los inmigrantes que viven en la ciudad de Los Ángeles para que estén preparados, sepan sus derechos y accedan a recursos legales.

“Estamos interesados en escuchar la problemática, también queremos seguir colaborando para atender sus necesidades y saber sus prioridades para que participen libremente sin miedo”.

Para comunicarse con la Oficina de Asuntos de los Inmigrantes, puedes conectarte al sitio Stepforwardla.la.org0