Se presume inocente: Óscar de la Hoya niega agresión sexual

A través de un comunicado de su empresa, el ‘Golden Boy’ negó rotundamente haber abusado de 'Jane Doe'.
Se presume inocente: Óscar de la Hoya niega agresión sexual
Óscar de la Hoya.
Foto: Hogan / Imago7

Bastaron unas horas para que la oficina de Óscar de la Hoya desmintiera la versión de ‘Jane Doe’, quien lo acusa de una supuesta agresión sexual en el 2017.

De acuerdo con información de TMZ, ‘Jane Doe’ (nombre ficticio para proteger la identidad de la presunta víctima), demandó en Los Ángeles, California, a Óscar de la Hoya por un evento de hace dos años en el que se encontraban en la casa de Pasadena del ahora promotor, donde la obligó a mantener relaciones sexuales pese a las repetidas negativas de ella, ya que él estaba “intoxicado” y quería “experimentar sexualmente”. La mujer se negó, pero él no se detuvo, causándole tanto dolor e inflamación que requirió tratamiento médico posterior y terapia sicológica.

Sin embargo, un comunicado enviado por la oficina de Golden Boy Promotions desestima esta acusación, calificándola como una “demanda frívola” que es “totalmente falsa”.

“Óscar es un empresario muy exitoso que está encargado de una de las principales empresas de deportes y entretenimiento, por ende es un blanco fácil para tales cosas. Vale la pena señalar que las dos demandas recientes han sido presentadas por el mismo abogado quien está buscando hacerse de un nombre”, continúa el comunicado.

 

Cabe mencionar que la acción legal fue presentada por el abogado de la mujer, Greg Kirakosian, y exige un pago por daños, el cual no se especificó, por agresión sexual, violencia de género, negligencia e imposición intencional de angustia emocional.

Esta no es la primera vez que el “Golden Boy” recibe una acusación de este tipo, ya que en el 2012, una modelo de Playboy también lo demandó por 5 millones de dólares por tratarla “de manera inapropiada” y “humillarla de todas las formas posibles” en una noche de drogas y sexo en un hotel de Manhattan en el 2011. En aquel entonces, el juez desestimó la demanda por falta de pruebas.