Zacahuil, el rey de los tamales

El tamal suele medir hasta 5 metros, de masa martajada, carne de cerdo y envuelto en hojas de plátano

En México, el zacahuil es considerado el rey de los tamales por su gran tamaño, sabor y textura de la masa martajada. Puede llegar a medir hasta 5 metros.

Este norme envuelto en hojas de plátano puede contener un cochinito o un guajolote enteros.

Este tamal es elaborado desde la época prehispánica. La palabra zacahuil proviene del náhuatl zacatl que significa “envolver” y huilotl, que quiere decir “tórtola”.

El tradicional zacahuil se cocina en un horno de leña y es preparado comúnmente en la Huasteca mexicana. En San Luis Potosí o en los mercados de Papantla y Poza Rica en Veracruz, el rey de los tamales es el platillo estrella.

Te presentamos la manera de hacerlo en menor proporción y en horno convencional.

INGREDIENTES

  • 70 gramos de chile ancho
  • 15 gramos de chile cascabel
  • 1 cebolla asada
  • 5 dientes de ajo
  • 1 kg de masa de maíz martajada.
  • ½ kg de pechuga de guajolote o pavo cocida y desmenuzada
  • 6o gramos de manteca de cerdo. Puedes sustituir por manteca vegetal.
  • 5 gramos de polvo para hornear
  • Sal
  • 2 hojas grandes de plátano
  • 1 refractario para horno

PREPARACIÓN

  1. Asa los chiles, limpia, desvena y colócalos en un recipiente con agua tibia; déjalos en remojo por 30 minutos o hasta que se ablanden. Reservar el agua.
  2. En un sartén, tatemar la cebolla y el ajo.
  3. Licuar la cebolla, ajo y chiles hasta tener una consistencia tersa.
  4. Cocinar en una cacerola con la mitad de la manteca y agregar la pechuga de guajolote deshebrada.
  5. Mezcla la masa de maíz con el caldo de cocción de los chiles y agrega el polvo para hornear, sal y la mitad de la manteca. Bate con las manos hasta que se asemeje a una pasta espesa. Dejar reposar a temperatura ambiente por dos horas.
  6. Limpia las hojas de plátano con una toalla de papel húmeda y pásalas lentamente sobre la hornilla de la estufa de gas o eléctrica a temperatura media. (Las hojas se pondrán brillantes y más flexibles).
  7. Forrar el refractario con hoja de plátano, dejando que parte de las hojas cuelguen como solapas para cubrir el zacahuil. Extiende en el refractario la mitad de la masa preparada y después coloca los trozos de carne; cubre con la salsa de chiles secos y añade el resto de la masa extendiendo uniformemente, y dobla las hojas como si estuvieras envolviendo un paquete. *Puedes amarrarlo con unos mecates para que tome forma.
  8. Hornear a 200°C por dos horas o hasta que al introducir un palillo, salga limpio.

¡Listo!