Las peligrosas consecuencias de usar duchas vaginales

Una investigación advierte sobre los tremendos riesgos para la salud de las mujeres
Las peligrosas consecuencias de usar duchas vaginales
Foto: Shutterstock

Los productos de higiene íntima femenina constituyen una buena parte del mercado de los artículos de cuidado personal, pues muchas mujeres los utilizan; pero algunos de ellos pueden poner en jaque la salud de las usuarias.

Una nueva investigación advierte sobre las peligrosas consecuencias de usar duchas vaginales, pues estos productos introducen al cuerpo químicos riesgosos a través del canal vaginal que incluso pueden afectar la sangre.

La Universidad de Michigan examinó a 2,432 mujeres de entre 20 y 49 años que usan productos sanitarios como tampones, toallitas húmedas, compresas, aerosoles y duchas vaginales. Las mujeres que usan con frecuencia duchas vaginales tuvieron mayor presencia de químicos peligrosos en su sangre y fueron más propensas a sufrir enfermedades de transmisión sexual y cáncer de ovario.

Particularmente, los científicos encontraron 1,4-diclorobenceno en la sangre de las usuarias de duchas vaginales, una sustancia que se utiliza para matar insectos y que puede dañar el sistema endocrino al introducirse a la sangre.

Las mujeres que usan duchas vaginales al menos dos veces al mes, mostraron un 81 por ciento más de concentración de este químico en su sangre en comparación con las que no las usan; en tanto, quienes las utilizan una vez al mes mostraron una concentración 18 por ciento mayor.

Los expertos advierten que estos productos de higiene son peligrosos porque alteran el equilibrio natural de los genitales femeninos; quienes los usan son más vulnerables a contraer infecciones por hongos, enfermedades inflamatorias pélvicas, infecciones sexuales e incluso a sufrir embarazos ectópicos.

La investigación fue publicada en el Journal of Women’s Health.