Bailarín hispano invidente enseña a los niños danza folclórica

No se deja abatir por la adversidad y decide aprovechar sus talentos y habilidades para mantener a su comunidad saludable

Bailarín hispano invidente enseña a los niños danza folclórica
Sus limitaciones visuales y la pérdida del oído izquierdo no le han impedido a Gary Ferrer, crear su propio ballet folclórico en San Bernardino. (foto suministrada)
Foto: Foto suministrada / Foto suministrada

A Gary Ferrer, una severa meningitis lo dejó prácticamente ciego y sordo, pero eso no le ha impedido cumplir su propio sueño de crear un grupo de danza folclórica en San Bernardino integrado por niños y niñas hispanos. Para esta temporada de celebración a los muertos, el ballet de Gary tiene una serie de presentaciones por todo el sur de California en la que muchos de los menores bailarán con sus caritas maquilladas como catrinas.

Gary se recuperó de la meningitis que en 2016 casi lo mata a sus 27 años, pero perdió la vista a la semana de estar hospitalizado y aunque la ha ido recuperando, su visión a tres años de su enfermedad, es de un 20%.

Mi vista es muy borrosa. Veo muchas sombras. No es nada que se pueda solucionar con lentes. Me ha declarado legalmente ciego. Esperamos que con el tiempo pueda mejorar”, dice.

En su natal Zacatecas, México, Gary Ferrer bailaba danzas folclóricas. (Foto suministradas)

Gary vino a los Estados Unidos de Zacatecas, México a los 16 años de edad. En la actualidad tiene 31 años.

“Antes de que me enfermara de la meningitis, me dedicaba a la fotografía de eventos de modas y daba clases de fitness como zumba”, recuerda.

Cuando dejó el hospital donde estuvo más de 40 días a causa de la meningitis, le entró una fuerte depresión y angustia.

“No miraba nada. No podía ejercer la fotografía. Así que busqué la forma de hacer algo. No me quería quedar en mi casa con depresión”, comenta.

En frente de su vivienda en San Bernardino, hay una iglesia y se ofreció a dar clases de zumba de manera gratuita. “Una vez que iban a organizar una posada, comenté que estaría bonito hacer unos bailes. Pero quién los van a enseñar, preguntaron. ‘Yo sé bailar folclórico, les dije; y agarré a cuatro niñas y me inventé dos coreografías”, recuerda.

Gary Ferrer con alguna de sus alumnas en el Ballet Folclórico que lleva su nombre. (foto suministrada)

Cuando pasaron los festejos de Navidad, le preguntaron si ya no iba a seguir con la danza.  “Yo pensé, por qué no tomar esa oportunidad. Tuve como una corazonada que me decía que yo podía. Aunque me advirtieron que trabajar con niños no era fácil. Pero ellos son muy inteligentes”, dice.

La danza llegó en un momento de su vida que necesitaba una motivación y dejar atrás su pérdida. “Con la danza folclórica, me sentí muy útil e hizo resurgir en mi algo bonito. Ya va para tres años que estamos con el Ballet Folclórico de Gary Ferrer”, platica orgulloso.

La primera semana de noviembre, Gary va a cumplir tres años de haber fundado su ballet.

“La aceptación fue muy buena. Me sorprendió mucho la respuesta porque no planeé nada. Yo solo quería hacer algo que me ayudara a mi y a los demás; y sentirme útil. La gente se admiraba que yo enseñara a los niños aún con mis limitaciones en la visión”, cuenta.

Para Gary, el baile es una terapia. “ No pienso en otra cosa cuando estoy enseñando las coreografías y bailando con los niños. Me gusta convivir con ellos. Siempre he sido una persona que le gusta mucho bailar”, dice.

Gary Ferrer ha sorprendido a la comunidad de San Bernardino porque a pesar de sus limitaciones para ver y escuchar, ha tenido éxito con su ballet folclórico. (Foto suministrada)

Gary dice que sus clases son español para que los menores lo practiquen y no pierdan el idioma de sus padres y abuelos.

Reconoce que enseñar las coreografías cuando se tiene una visión limitada, presenta sus desafíos.

“Es difícil montar todo porque no veo la cara de las niñas, y me baso en las sombras. Es como si vieras a través de un vidrio borroso”, explica.

Para ayudarse, Gary ha mandado pintar de grises las paredes de su salón de baile. “Eso me ayuda mucho para identificar cuando mueven las faldas y si están haciendo lo correcto”, dice.

El ballet de Gary Ferrer está integrado por 30 niñas y niños desde los tres años y medio hasta los trece años.

“Mi concepto del folclore mexicano es moderno. Por eso uso muchas canciones que son alegres como el Son de la Negra y Viva Veracruz. Para mis coreografías, utilizo música cantada por Lila Downs, Pepe Aguilar, Luis Miguel, el Mariachi Vargas y el Mariachi Sol”, dice.

El vestuario y hasta los accesorios son diseñados por el bailarín y coreógrafo. “Están hecho a mi gusto y expresamente para nosotros”, explica.

A Gary, la meningitis lo dejó sordo del lado izquierdo. “Cuando me hablan de ese lado no escucho. Y hay una conexión entre la vista y el oído y eso es otro reto a la hora de enseñar el baile”, comenta.

Gary Ferrer encontró en la enseñanza del baile folclórico a los niños y niñas hispanas. (foto suministrada).

Pese a los desafíos que enfrenta a diario, asegura sentirse muy contento.

Me dieron once días de vida cuando me pegó la meningitis y aquí estoy. Vivo feliz. He aprendido a disfrutar mi vida. Me gusta mucho lo que hago y todos los días, los acepto como un reto”, dice.

“Hay mucha gente como yo que no pueden superar lo que les pasó. Hay otros que se la llevan quejando por cosas económicas cuando lo más importante que tenemos es la salud”, explica.

Este joven hispano ha recibido muchos reconocimientos por poner su talento artístico al servicio de los niños de bajos ingresos. El año pasado, en el 2018 fue reconocido como un héroe activo por la Junta de Supervisores del condado de San Bernardino por promover la salud física y mantener a la comunidad saludable.

Gary se presenta con su espectáculo del Día de Muertos este sábado 26 de octubre en la Placita Olvera a las 2 de la tarde; el 27 de octubre a las 11:30 y 12:30 en el cementerio Forest Lawn de Covina; el 2 de noviembre, Día de los Muertos en el centro de Riverside; y el 3 de Noviembre en el arena de Perris, California.

El Ballet Folclórico de Gary Ferrer ha acuado en la feria del condado del condado de Orange; NASCAR y el Festival de Las Luces de Riverside en el que volverán a participar el 6 de diciembre a las 6 de la tarde.