¿Si omito una comida, bajo de peso? Mitos y verdades de las dietas

Te decimos la manera segura de perder peso “sin rebote”

¿Si omito una comida, bajo de peso? Mitos y verdades de las dietas
Foto: Aleksandra85 / Pixabay

Cuando se tiene la necesidad urgente de perder peso se es susceptible de caer en malos consejos, y en ocasiones se daña nuestra salud o se obtiene un resultado completamente contrario al esperado. No siempre se debe atender a los tips de la amiga o los anuncios de TV, pues muchos de ellos carecen de fundamento científico.

Te presentamos los mitos y verdades de las dietas. Atender las recomendaciones del Instituto Nacional de la Diabetes de los Estados Unidos te ayudará a perder peso y “mantenerte”.

Si omito una comida, puedo bajar de peso –Falso

Verdad. Si omites una comida puedes terminar sintiendo más hambre. Esto le puede hacer comer más de lo normal en la próxima comida. Las personas que no desayunan suelen pesar más que las personas que desayunan saludablemente.

Crédito: Pxhere

Comer saludablemente es demasiado caro –Falso

Verdad: Comer mejor no tiene que costar mucho dinero. Muchas personas piensan que los alimentos frescos son más saludables que los enlatados o congelados. Sin embargo, algunas frutas y vegetales enlatados o congelados proporcionan tantos nutrientes como los frescos y a un costo menor. Escoja vegetales enlatados bajos en sal y frutas enlatadas en su propio jugo o en agua.

Enjuague a los vegetales enlatados para quitarles el exceso de sal.

Algunos productos del mar enlatados, como el atún, son saludables, de bajo costo y fáciles de conservar en la dispensa.

Otras fuentes de proteína de bajo costo son las lentejas, chícharos y los frijoles enlatados, congelados o empaquetados en funda.

Crédito: Pxhere

Algunas personas pueden comer todo lo que quieran y aun así bajan de peso –Falso

Verdad: Para perder peso, se necesita quemar más calorías de las que come y bebe. Hay personas que parecen que pueden comer cualquier tipo de comida que quieran y aun así pierden peso. Sin embargo, al igual que las demás personas, para poder perder peso, tienen que usar más energía de la que ingieren a través de los alimentos.

Crédito: Pxhere

Todos los alimentos que dicen “bajo en grasa” o “sin grasa” no tienen calorías y puedo comer lo que quiera -Falso

Verdad: Hay muchos alimentos procesados que son bajos en grasa o sin grasa pero que tienen igual o más calorías que el mismo alimento con la cantidad completa de grasa. A estos alimentos a veces les añaden harina, sal, almidón o azúcar para mejorar su sabor y textura después de haber eliminado la grasa. Esto le añade calorías al alimento.

Recomendación: Lea la información nutricional en la etiqueta en los paquetes de comida para saber cuántas calorías hay en una ración. Compruebe el tamaño de la ración.

Crédito: Pxhere

Una dieta me puede ocasionar problemas en vesícula y corazón -Verdad

Si pierde más de 3 libras (casi 1½ kilos) a la semana por varias semanas, puede aumentar la posibilidad de que desarrolle cálculos biliares.

Si sigue una dieta de menos de 800 calorías al día por largo tiempo, puede llegar a tener problemas graves del corazón.

Crédito: Pxhere

Todos los productos de granos son recomendables –Falso

Verdad. Un producto de grano es cualquier alimento que hecho con trigo, arroz, avena, cebada u otro cereal. Lo recomendable es elegir productos cuyos ingredientes sean granos integrales y disminuir el consumo de granos refinados, pues han perdido la fibra, el hierro y muchas de las vitaminas B.

Si colocas los bizcochos en moldes pequeños o vasos son ideales para llevar al trabajo.

Consejos para perder peso de manera segura

  1. Elija comidas y bocadillos que incluyan una variedad de alimentos saludables. Pruebe los siguientes ejemplos:
  • Desayuno rápido: coma avena con leche baja en grasa y cubierta con fruta fresca o coma una tostada de pan integral con mermelada de frutas.
  • Almuerzos saludables: prepare su almuerzo cada noche, así no tendrá la tentación de salir corriendo de la casa por la mañana sin su almuerzo.
  • Bocaditos saludables: empaque un pequeño yogur bajo en grasa, un par de galletas de trigo integral con mantequilla de maní, o vegetales con humus.
  1. Coma porciones pequeñas. Use un plato más pequeño o revise la etiqueta de información nutricional para aprender cuál debe ser el tamaño de las raciones.
  2. Menos calorías de lo que antes consumía.
  3. Coma vegetales y frutas de todos los colores, debe llenar la mitad de su plato con ellos.
  4. Consuma proteínas que sean bajas en grasas como frijoles, huevos, pescado, carnes magras, nueces y pollo o pavo.
  5. Limite las azúcares agregadas, el colesterol, la sal (sodio) y las grasas saturadas, también conocidas como “grasas sólidas”, que son las grasas que vienen de las carnes grasosas y de los productos derivados de la leche altos en grasa como la mantequilla.
  6. Haga ejercicio todos los días.

La meta es perder de ½ libra a 2 libras (de ¼ de kilo a 1 kilo) por semana (después de las primeras semanas de pérdida de peso).

Los consejos previos son generales. Lo ideal acuda con un nutriólogo, para que obtenga un plan de alimentación personalizado.

Fuente:

Instituto Nacional de la Diabetes, Enfermedades Digestivas y Renales