Roth IRA, una opción a considerar si ahorra para la jubilación

Las contribuciones a la cuenta son después de los impuestos y se evita pagar por el dinero cuando llega el retiro

Unas cuentas cuyos rendimientos pueden ser tax free./Shutterstock
Unas cuentas cuyos rendimientos pueden ser tax free./Shutterstock
Foto: Shutterstock

Queda poco tiempo para que hagamos la lista de propósitos para el año y, sin duda, uno de ellos debería ser la evaluación de la situación personal de cara a la jubilación. En ese sentido, es importante conocer bien las opciones que existen para ahorrar la cantidad con la que cada uno esté cómodo para que el largo plazo y los mercados permitan tener ciertos ingresos cuando llegue la edad.

Y una de estas opciones, quizá no tan conocidas es la llamada Roth IRA, se trata de una cuenta similar a la del IRA pero con un matiz  crucial: los impuestos.

Es similar al IRA en el sentido de que se puede abrir de forma individual y no por el empleador, como el 401k. En las cuentas IRA los ahorradores van depositando dinero con un límite que se establece anualmente. Pero a la vez tiene importantes diferencias.

  • En el Roth IRA se deposita dinero sobre el que ya se han pagado impuestos a diferencia del IRA tradicional y el 401k que llega a la cuenta antes de las taxes o se deduce. El dinero crece con las contribuciones que se hagan cada año y los intereses compuestos (que se acumulan para sumar más retorno). Debido a esta peculiaridad fiscal, las ganancias del capital no tributan como ingresos sino que se van acumulando hasta que se cualifica para sacarlo de la cuenta. Si no se cualifica, habría que pagar impuestos sobre las ganancias (no sobre las contribuciones) y una penalidad del 10% por usar esos fondos antes de tiempo.
  • ¿Cuándo se cualifica para usar esos fondos? Cuando se llega a la edad de 59 años y medio y la cuenta de ahorro ha estado abierta más de cinco años. Los años se cuentan desde el 1 de enero aunque la cuenta, por ejemplo, se abriera en abril. Hay excepciones a esta edad: se pueden usar fondos para dar un pago inicial de una casa (no más de $10,000), el titular de la cuenta tiene una incapacidad permanente o fallece (los herederos pueden acceder a ese dinero).
  • Es una buena alternativa para quienes esperan pagar altos impuestos una vez que se retiren porque el dinero que se puede retirar de la cuenta no se contabiliza como ingreso. Para personas que viven con ingresos fijos, también les viene bien porque no suma a pagar al Estado en un momento en el que los ingresos no suelen ser elevados.
  • A diferencia del IRA simple y el 401k no es obligatorio sacar de la cuenta un mínimo anual si no se quiere. Piense que, por ejemplo, tiene otros ingresos y la Bolsa no está en su mejor momento, puede dejar el dinero en la cuenta para que se recupere cuando lo hagan los mercados. Se puede gestionar mejor la volatilidad de los mercados.
  • Aunque es una opción para quien no tiene 401k o quien quiere tener otro colchón de ingresos adicional, no todo el mundo puede abrir estas cuentas Roth porque hay límites para quienes ganan a partir de ciertas cantidades que determina el IRS. Las parejas que ingresen más de $203,000 anuales o los individuos que ganen más de $137,000 no pueden contribuir a estas cuentas.
  • Hay un límite a la contribución anual. Es de $6,000 y $7,000 si se es mayor de 50 años. Si los ingresos individuales o familiares están cerca del límite a la posibilidad de abrir la cuenta, es conveniente informarse en el IRS sobre las contribuciones porque cuanto más se acercan a este menos cantidades se pueden contribuir.
  • Eso sí, se pueden hacer contribuciones a esta cuenta siempre, incluso cuando se pase de largo la edad de jubilación.