‘No vamos a retroceder’

Líderes latinos se comprometen a trabajar para acabar con la “pesadilla” de Donald Trump; 25 años después reviven las heridas de la Proposición 187 de Pete Wilson
‘No vamos a retroceder’
El asambleísta demócrata de Los Ángeles, Miguel Santiago, sostiene un letrero con la frase ‘No retrocederemos’. / fotos: Jorge Luis Macías.
Foto: La Opinión

Como el Ave Fénix, la comunidad latina de California y en particular de Los Ángeles ha vuelto a resurgir con un llamado a la unidad y a acabar “con la pesadilla política” de Donald Trump en las proóximas elecciones presidenciales de noviembre de 2020.

Durante la conmemoración del 25 aniversario de la Proposición 187 en el Histórico Parque Estatal de Los Ángeles, líderes de todos los sectores “agradecieron” al exgobernador republicano Pete Wilson por haber despertado a una comunidad que se mantenía bajo ataque.

Aquella propuesta legislativa fue declarada inconstitucional porque negaba servicios básicos médicos y de educación a los hijos de inmigrantes indocumentados.

“Ahora, hay acuerdo de unidad entre los líderes para desarrollar un plan de trabajo fomentaría el resurgimiento masivo de la lucha de los latinos en el país y nuestra presencia en las urnas en la próxima elección presidencial”, dijo Juan José Gutiérrez, miembro de la Coalición 2020.

En principio, contemplan presionar al Congreso por una reforma migratoria comprensiva que brinde legalización a todas aquellas personas que no tengan historial criminal y todos aquellos que hayan trabajado y pagado impuestos y han residido en Estados Unidos por más de tres décadas.

“Mientras llega a la reforma migratoria tenemos que apoyar a los ‘soñadores’ [jóvenes amparados por DACA]”, recordó Gutiérrez.

Activistas y miembros de sindicatos llegaron a afirmar que seguirán en la lucha por una reforma migratoria.

En apoyo a los Dreamers

Durante el evento, anunciaron que este lunes habrá vigilias y protestas en respaldo a los 800,000 estudiantes ‘Soñadores’, cuyo destino en Estados Unidos está en las manos de la Suprema Corte, que podría emitir un veredicto el 12 de noviembre.

En juego está la razón al presidente Donald Trump de terminar con el programa DACA o la ilegalidad de su orden ejecutiva emitida en 2017 a través de su exfiscal Jeff Sessions.

“Tenemos que reconocer que nos van a seguir persiguiendo”, dijo Angélica Salas, directora ejecutiva de la Coalición por los Derechos Humanos de los Inmigrantes de Los Ángeles (CHIRLA).

“Tenemos que luchar más fuerte porque nos falta avanzar mucho y a todos los políticos les decimos que tienen que sentirse amenazados por nosotros porque si perdemos una batalla, les vamos a ganar la guerra al final”.

Bajo los rayos de un sol abrasador y temperatura superior a los 90 grados, centenares de trabajadores sindicalizados e inmigrantes se comprometieron durante la reunión a trabajar para registrar más votantes, instarlos a sufragar y lograr los márgenes electorales necesarios en otros estados como Texas,
Arizona, Colorado, Nuevo México y Florida “para acabar con la pesadilla política de Donald Trump”, dijo Juan José Gutiérrez.

El alcalde Eric Garcetti (c) junto a los líderes que lucharon contra la Proposición 187 en 1994.

Lección para los republicanos

“Espero que otros estados aprendan la lección de California donde los latinos dijeron ‘¡ya basta!’”, declaró el expresidente del senado estatal, Kevin de León, uno de los organizadores principales de la marcha de casi 100,000 latinos en octubre de 1994.

De León manifestó a La Opinión que en 1994 “los latinos dijeron ya basta de pisotearnos y así como lo hicimos en el pasado, nos vamos a organizar, a legalizar y a votar”.

En California, cuatro de cada siete oficinas en la Legislatura estatal son ocupadas ahora por latinos. Un total de 29 legisladores estatales son latinos, un estado que antes era muy competitivo y donde ahora los republicanos parecen haber quedado enterrados para nunca más conquistar la mayoría en el poder.

“La lección de California también va para los republicanos de otros estados”, dijo De León. “Por ahora tienen la mayoría de los escaños, pero ya verán que pronto van a sentir el principio de su fin cuando sigan con políticas repugnantes y fascistas…Quedarán en cero, en nada”.

Durante el evento de este sábado se recordó a la comunidad la importancia de participar en el Censo 2020.

Dueños de su destino

Fabián Núñez, expresidente de la Asamblea estatal y uno de los más grandes líderes de la comunidad latina resaltó que en California “aún tenemos mucho por a hacer”.

“En 1994 los latinos decidieron ser los actores de su propia vida y lo hicieron haciéndose ciudadanos y votando; de ahí surgieron líderes como Gil Cedillo, Antonio Villaraigosa y Kevin de León que fueron elegidos a cargos importantes y comenzaron a cambiar las políticas”, dijo. “Y ganaron la pelea, siendo auténticos en la lucha por la dignidad de nuestra gente”

Núñez indicó que nunca imaginaron que la Proposición 187 se repetiría con Trump como su abanderado principal desde la Casa Blanca y que “pudiera promover la división racial y el odio”.

“Eso lo vivimos aquí, a nivel estatal pero nunca pensamos que 25 años después un presidente lo iba a hacer. Eso tiene que cambiar y, una vez más, tenemos que volver a ser protagonistas de nuestro propio destino y no aceptar que nos reduzcan a ser víctimas solamente… Esos cambios los podemos lograr también a nivel federal”.

“¡Nunca más en California!”, exclamó el asambleístademócrata de Los Ángeles, Miguel Santiago. “¡No vamos a retroceder!”l