Trump podría ser acusado de soborno

Los demócratas apuntan hacia esa dirección

El presidente Trump enfrenta proceso de juicio político.
El presidente Trump enfrenta proceso de juicio político.
Foto: Chris Kleponis / EFE/EPA

El presidente del Comité de Inteligencia de la Cámara de Representantes, Adam Schiff, ha cambiado la forma en que se refiere al caso contra el presidente Donald Trump para su proceso de juicio político, al dejar a un lado el ‘quid pro quo’ y hablar de “soborno”.

La expresión del demócrata ha sido cada vez más constante en diversas entrevistas, donde habla sobre la petición del presidente Trump a su homólogo ucraniano, Volodymyr Zelensky, para investigar al exvicepresidente Joe Biden y a su hijo Hunter, a cambio de ayuda militar por $400 millones de dólares.

“Sobre la base de lo que los testigos han tenido que decir hasta ahora, hay una serie de delitos potencialmente imputables: incluido el soborno y delitos menores”, dijo a NPR el demócrata de mayor rango en las indagatorias. “Las acusaciones contra el presidente son que buscó interferencia extranjera en una elección estadounidense, que condicionó los actos oficiales al desempeño de estos favores políticos”.

En la audiencia pública de este miércoles en la Cámara, el representante Joaquín Castro presionó para apuntar hacia esa dirección, establecer si el soborno era un delito, lo cual preguntó al embajador de EEUU en Ucrania, William Taylor. En la sesión también testificó el diplomático George Kent.

Castro dijo que Trump “intentó hacer esas cosas” en sus tratos con el presidente ucraniano, luego preguntó a los testigos: “¿Es el intento de asesinato un delito?”

El diplomático Taylor respondió: “El intento de asesinato es un delito”. Castro agregó: “¿El intento de robo es un delito?”

“Ninguno de nosotros es abogado, pero creo que es correcto”, respondió Taylor.

Finalmente, Castro preguntó: “¿Son los intentos de extorsión y soborno un delito?”

Entonces Taylor cuidó su respuesta: “No sé, señor”.

El representante republicano John Ratcliffe cuestionó a Taylor si el presidente había cometido algún delito como para ser destituido.

“En esta audiencia de juicio político hoy, donde acusamos a presidentes por traición, soborno u otros delitos graves, ¿dónde está el delito impecable en esa llamada?”, expresó.

A pesar de las presiones de Ratcliffe, el diplomático Taylor dijo que el proceso de juicio político y los motivos era labor de los congresistas, no al suya.

“Me gustaría decir que no estoy aquí para hacer nada relacionado con la destitución”, dijo. “Para eso no estamos ninguno de nosotros aquí. Est es su trabajo”.