El problema del “rumor” que enfrentan demócratas en juicio político a Donald Trump

Esta semana nuevos testimonios podrían arrojar más luz sobre peticiones a Ucrania
El problema del “rumor” que enfrentan demócratas en juicio político a Donald Trump
Los republicanos buscan reforzar su teoría del "rumor" en el proceso de 'impeachment'.
Foto: Drew Angerer/Getty Images

La primera audiencia pública ante el Comité de Inteligencia de la Cámara de Representantes abrió varias preguntas sobre el proceso de juicio político contra el presidente Donald Trump, sobre todo porque el llamado “testigo estrella”, el embajador de EEUU en Ucrania, William Taylor, estableció su testimonio con base en reportes de terceras personas.

Para los republicanos, la acusación de los demócratas contra el presidente Trump se sostiene debilmente en un “rumor” (“hearsay”) de lo que supuestamente habría pedido a su homólogo de Ucrania, Volodymyr Zelensky, ya que Taylor estableció que conocía los hechos a través de la información de uno de sus asistentes, quien estuvo en alguna de las llamadas del embajador de Estados Unidos en la Unión Europea, Gordon Sondland.

Será el testimonio público de Sondland el que establecerá nuevas líneas de contraataque demócrata, ya que el grupo liderado por el presidente del Comité, Adam Schiff, deberán obtener de sus palabras que el presidente Trump habría pedido o sabía de las presiones de su abogado Rudy Giuliani para que Ucrania investigara al exvicepresidente Joe Biden y a su hijo Hunter.

En su testimonio a puerta cerrada, Sondland reconoció que Giuliani mostraba interés en descubrir si el expresidente Biden había intervenido para que el Gobierno ucraniano despidiera a un fiscal que investigaba a Hunter por su labor en la empresa de gas natural Burisma Holdings.

Sin embargo, el embajador afirmó no recordar una llamada clave en junio 28 donde estuvieron el embajador Taylor y el secretario de Energía, Rick Perry, donde se habría hablado de los Biden y Burisma Holdings.

“No estoy diciendo que no ocurriera. No recuerdo la llamada”, afirmó.

En la audiencia del miércoles pasado, el embajador Taylor habló del interés de Giuliani sobre los Biden en Ucrania.

“El embajador Sondland respondió que el presidente Trump se preocupa más por las investigaciones de Biden”, dijo Taylor, quien añadió que particularmente el abogado personal del mandatario “estaba presionando” sobre esa indagatoria.

Los republicanos cuestionaron a Taylor su falta de contacto directo con el presidente Trump y con la petición que habría hecho a Zelensky para investigar a los Biden a cambio de fondos militares.

“Estoy aquí para decir lo que sé”, respondió el diplomático a los representantes republicanos de Ohio, Michael Turner y Jim Jordan. Este último fue el más aguerrido en sus cuestionamientos.

“Usted es su testigo estrella“, se burló Jordan de Taylor, quien luego se mofó de los demócratas: “Este es el testigo estrella y el primer testigo”. El embajador Taylor negó serlo o tener una postura hacia un lado u otro.

El documento que respalda las acusaciones de los demócratas es el revelado por la propia Administración Trump el 25 de septiembre, donde los mandatarios estadounidense y ucraniano se refieren a los Biden, incluso el presidente Trump ofrece apoyar con su abogado personal Giuliani y el fiscal general, William Barr, en una posible indagatoria.

El testimonio público del teniente coronel Alexander Vindman, programado para este martes a las 9:00 a.m., dará mayor claridad y podría desvanecer el “rumor” de las peticiones, ya que en su audiencia en privado señaló que los funcionarios de la Casa Blanca omitieron palabras en la conversación entre los presidentes Trump y Zelensky del 25 de julio.