3 santos muy efectivos para casos difíciles

Tus plegarias serán escuchadas

3 santos muy efectivos para casos difíciles
No importa qué tan desesperado sea tu caso.
Foto: Unsplash

Todos hemos pasado por alguna situación realmente difícil en la vida. Muchas veces, cuando ya hemos hecho todo, nuestra siguiente opción es rezar. ¿Pero a quién podemos orar cuando una situación es realmente desesperada? Estos son 3 santos muy efectivos para casos difíciles.

San Judas Tadeo

San Judas Tadeo fue apóstol de Jesús y escribió una de las cartas del Nuevo Testamento. Su fama como patrón de las causas imposibles es bien conocida. Para pedirle que abogue por tu caso, puedes utilizar la siguiente oración:

¡Santo apóstol, san Judas fiel siervo y amigo de Jesús! El nombre del traidor que entregó a tu amado Maestro en las manos de sus enemigos, ha sido la causa de que tú hayas sido olvidado por muchos; pero la Iglesia te honra e invoca universalmente, como el patrón de los casos difíciles y desesperados.

Ruega por mí. Estoy sin ayuda y tan solo. Haz uso, te imploro, del privilegio especial a ti concedido, de socorrer pronto y visiblemente cuando casi se ha perdido toda esperanza.

Ven en mi ayuda en esta gran necesidad, para que pueda recibir consuelo y socorro del cielo en todas mis necesidades, tribulaciones y sufrimientos, particularmente (hacer la petición), y para que pueda alabar a Dios contigo y con todos los elegidos por siempre.

Prometo, glorioso san Judas, nunca olvidarme de este gran favor, honrarte siempre como a mi especial y poderoso patrono, y, con agradecimiento hacer todo lo que pueda para fomentar tu devoción. Amén.

Santa Rita de Casia

En vida se dedicó al cuidado de los enfermos de peste y nunca contrajo la enfermedad. Quizá por ello se le considera la santa de los imposibles. Puedes ofrecerle la siguiente oración:

Bajo el peso del dolor, a ti, querida santa Rita, yo recurro confiado en ser escuchado. Libera, te ruego, mi pobre corazón de las angustias que lo oprimen y devuelve la calma a mi espíritu, lleno de preocupaciones.

Tú que fuiste elegida por Dios como abogada de los casos más desesperados, obtén la gracia que ardientemente te pido (hacer la petición).

Si mis culpas son un obstáculo para el cumplimiento de mis deseos, obténme de Dios la gracia del arrepentimiento y del perdón mediante una sincera confesión. No permitas que durante más tiempo yo derrame lágrimas de amargura.

Oh, santa de la espina y de la rosa, premia mi gran esperanza en ti, y en todas partes daré a conocer tu gran misericordia con las almas afligidas. Oh Esposa de Jesús Crucificado, ayúdame a bien vivir y a bien morir. Amén.

San Gregorio Taumaturgo

La taumaturgia es la capacidad de hacer actos prodigiosos o realizar milagros. Por eso San Gregorio es llamado taumaturgo, pues se dice que ha realizado incontables milagros. Fue un obispo que desde muy joven abrazó la fe cristiana. Para solicitar su ayuda, se puede evocar la siguiente oración:

Haced, oh Dios omnipotente, que la augusta solemnidad del bienaventurado Gregorio, vuestro confesor pontífice, aumente en nosotros el espíritu de piedad y el deseo de la salvación. Por Jesucristo, nuestro Señor. Amén.