El pervertido caso sobre masajes a menores en “Caso cerrado” que provoca críticas contra la Dra. Ana María Polo

Telemundo volvió a compartir el programa de hace tres años y la controversia está servida

El episodio fue transmitido por primera vez en el 2016.
El episodio fue transmitido por primera vez en el 2016.
Foto: (Captura YouTube / Caso Cerrado)

La Dra. Ana María Polo volvió a ser tema de discusión en medios y redes sociales por uno de los controversiales temas expuestos en su programa “Caso cerrado”.

Y es que para algunos, la conductora se pasó de la raya con el tono extremadamente sensacionalista con el que manejó una de las historias transmitidas por Telemundo.

Tres años después de la emisión del episodio titulado “Mujer toca a menores de edad hasta hacerlos venir”, “Masaje con roce”, medios retomaron el video en YouTube del caso y usuarios lo compartieron en redes como Facebook.

En la presentación del caso, que para algunos hace alusión a pedofilia y abuso de menores, participó el matrimonio compuesto por Ángel y Rosa.

Esta última supuestamente tiene un negocio de masajes para menores, donde los adolescentes se relajan de tal forma que experimentan eyaculaciones involuntarias.

El litigante le pidió a la Dra. Polo que le concediera una demanda de $20, 000 dólares que presentó contra su pareja, a quien además,  le exige el divorcio y la custodia de su menor hijo.

El participante argumentó que su esposa lo que hace es “corromper” a los adolescentes que llegan a tomar sesiones de masajes antiestrés.

Rosa, por su parte, planteó que el espacio está manejado por profesionales que brindan los servicios a infantes, niños, y jóvenes. Aunque reconoció que algunos adolescentes pueden tener eyaculaciones, insiste en que son “involuntarias”.

Adicional, la mujer argumentó que los padres firman un permiso para facultar a los supuestos expertos; y que, en algunos casos, los progenitores presencian la terapia.

La demandada alegó, además, que la quieren difamar porque está haciendo “cash” (dinero).

Pero la controversia no termina ahí.

Uno de los testigos que hizo pasar la Dra. Polo era un joven de 17 años junto a su madre, quien acusó a la mujer de ser una “cochina” por las cosas que le hizo al menor.

Como si no fuera suficiente, la demandada argumenta -ante la cara de sarcasmo de la cubana – que cuando los menores tienen un “happy ending” (final feliz), simplemente ella limpia el reguero y sigue con su trabajo.

Finalmente, la Dra. Polo falló a favor del demandante.

En comentarios a los videos compartidos en redes del episodio, usuarios cuestionaban el tono del programa.

“¿Qué es esto por Dios?”, compartió una usuaria en Facebook.

“Los masajes a los bebés deben ser realizados por sus madres. No por extraños”, plantea otra usuaria en YouTube.

Llama la atención, sin embargo, que otros cibernautas aplaudían el proceder de la demandada y el manejo del caso por parte de la abogada.

“Con esos masajes, así cualquiera”, expresó un fan.

“Ana María Polo sos la mejor abogada del mundo”, lee el mensaje de una seguidora.

Otros simplemente aseguraban que el caso es una dramatización.

“Este caso es actuado”, indicó otro usuario.