“¡Papito, despierta!”, el desesperado llanto de una madre en Bolivia ante el cuerpo sin vida de su hijo

La pesadilla de cualquier madre o padre fue captada en video en medio de la crisis en la que se encuentra el país tras la salida de Evo Morales
“¡Papito, despierta!”, el desesperado llanto de una madre en Bolivia ante el cuerpo sin vida de su hijo
Basta ver segundos del video para sentir el dolor de la madre.
Foto: (Captura video / Facebook)

“¡Papito, despierta!”, “¿estás durmiendo papito?”, gritala mujer.

Bastan segundos para sentir el dolor de la madre, su llanto tan vivo que contrasta con el pasivo cuerpo inerte que tiene delante.

Se trata de una boliviana de origen indígena que llora sin tregua ante el cadáver de su hijo presuntamente asesinado.

Los nombres de los protagonistas y las circunstancias de la muerte se desconocen.

Cuándo y dónde, específicamente, fueron grabadas las imágenes, tampoco se tienen detalles.

Pero, la información vertida al momento en redes como Facebook apunta a que se trataría de una víctima de las protestas que se realizan en ese país, y que se han recrudecido tras la salida de Evo Morales.

En las imágenes a las que, incluso, Facebook les ha puesto un filtro de advertencia debido a su crudeza, la mujer llega a un salón donde hay varios cuerpos en el suelo cubiertos con una manta negra.

De inmediato, la mujer se lanza sobre los restos de su vástago sumida en un llanto desconsolado e imparable.

Algunos oficiales le piden a la “señora” que se retire; pero al ver que ésta no se percata si quiera que está siendo observada, un individuo indica que la dejen un rato.

De pronto, una joven se acerca y abraza a la indígena en un intento por calmarle.

Un reporte de CNN este miércoles que cita datos de la defensoría del pueblo, indica que ya son 34 los muertos en el país como resultado de las protestas.

Las manifestaciones no solo se limitan a La Paz, partes como El Alto reportan cruentos enfrentamientos que dejaron cinco muertos este martes.

También ayer trascendieron reportes de la represión en una protesta en la capital en la que protestantes cargaban féretros de varios de los fallecidos por disparos de fuerzas policiales y militares.

La dramática escena se volvió aún más extrema cuando las fuerzas gubernamentales comenzaron a lanzar gas lacrimógeno.

De acuerdo con los reportes, la gente corrió despavorida y algunos de los ataúdes acabaron sobre un blindado del Ejército cerca del palacio de Gobierno de la presidenta interina Jeanine Áñez.

El debate por la crisis en Bolivia también se centra en el tono racista y ultrareligioso de algunos como es el caso de Áñez, quien asumió – a motu proprio– la presidencia luego de que a Morales le fuera concedido asilo político en México.

Áñez ha sido duramente criticada por sus mensajes en redes contra la comunidad indígena en el país sudamericano y por haber entrado con una Biblia gigante al Palacio de Gobierno.

Aunque nadie le tomó juramento, Áñez celebró que “la Biblia vuelve al Palacio”.

La OEA, por su parte, busca que se adelante lo antes posible las elecciones en el país para tratar de controlar el descontento general.