‘Fuga’ de consumidores de Tijuana

Muchos mexicanos cruzan a San Diego para aprovechar el 'Black Friday'
‘Fuga’ de consumidores de Tijuana
Cientos empezaron sus compras este viernes. / fotos: Manuel Ocaño.
Foto: La Opinión

Muchos residentes de la frontera mexicana cruzaron a San Diego para aprovechar los descuentos del Viernes Negro, principalmente con la idea de empezar las compras de los regalos navideños.

En el centro comercial más grande a lo largo de la frontera estadounidense, Puerta de las Américas en San Ysidro, la señora Gabriela—que vive en Tijuana (México) y prefirió mantener en reserva su apellido— le compró a sus hijas zapatos deportivos.

“Son regalos que les voy a dar en Navidad”, explicó.

Estas son las cuentas que doña Gabriela hizo para explicar sus ahorros: “Todo lo que llevo en las bolsas estaba en 50 por ciento de descuento y pagué 178 dólares… Es decir, que me ahorré una cantidad igual por comprar en Viernes Negro”, platicó.

Agregó que quizás pudo haber conseguido zapatos iguales en Tijuana, pero al doble del precio regular que dan en San Ysidro.

“Supongamos estos me costaron 60 dólares pero el precio regular es de 120”, indica. “En Tijuana, los consigues en alrededor de 240 dólares”.

“O sea que en Viernes Negro pagué en San Ysidro una cuarta parte de lo que pagaría en Tijuana… Cuesta mucho ganar el dinero”, expresó.

Gabriela acudió ayer a Puerta de las Américas en San Ysidro para comprar zapatos para sus hijas.

El presidente de la Cámara Nacional de Comercio en Tijuana, Jorge Macías, dijo que para los comercios de la frontera es muy difícil competir con los precios del lado estadounidense.

Por eso en México “implementamos dos semanas antes del Viernes Negro, una iniciativa llamada “El buen fin [de semana]’”.

En la jornada de dos días en México, los comercios también ofrecen descuentos, pero el dirigente de comerciantes reconoció que “no podemos alcanzar las ventas del Viernes Negro… Definitivamente nos impacta y continúa la fuga de consumidores” mexicanos a la frontera estadunidense.

Debido a las lluvias de la mañana, la línea de autos en la garita recién aumentó este viernes después del mediodía.

Lizbeth Solís ahorró para cruzar a hacer compras por primera vez este 29 de noviembre y comentó que encontró pocas ofertas en las tiendas que visitó, pero que por los precios se convenció para comprar ropa.

“No he visto así muchas ofertas… Pero [cuando encuentras] sí son buenos ahorros”, expresó.

Nazareo Hernández, quien la acompañaba, ha cruzado la frontera a hacer compras tres veces en Viernes Negro y aunque encontró descuentos en ropa, opinó que pudo ser mejor.

“No me pareció que los precios estuvieran tan bajos pero de todos modos sí son buenas ofertas”, comentó.

Los consumidores mexicanos aumentaron cerca del mediodía cuando terminó de pasar la tormenta que azotó dos días el Sur de California.

En su auto, en espera para cruzar, la señora Karla informó que venía a comprar juguetes que serán regalos de Navidad.

“Es mejor ahora que están muy baratos. No quiero que cerca de Navidad, se agoten o suban de precio”, explicó.

Agregó que al comprar desde ayer en San Diego, es garantía de buenos precios y que por lo menos “sabes que habrá lo que buscas en las tiendas”.

No hay un cálculo oficial de ventas a consumidores mexicanos en San Ysidro o en el sur de San Diego por el Viernes Negro y al cierre de edición, la Cámara de Comercio local no contestó a esta interrogante.

No obstante, el 25 de noviembre de 2018, un grupo de migrantes trató de cruzar la frontera para entregarse a agentes federales y pedir asilo pero fueron detenidos con gases lacrimógenos. La garita de San Ysidro se cerró menos de ocho horas.

El cálculo de pérdidas por ese cierre, en domingo previo al Viernes Negro, fue de 5.3 millones de dólares.

Los mexicanos consumen cerca de 650 millones de dólares anuales tan solo en San Ysidro, de acuerdo con la Cámara de Comercio local.