¿Cuál es la sal más saludable para condimentar tus comidas?

La sal marina es menos procesada que la sal de mesa, sin embargo, puede contener plomo

Foto: Bruno Glätsch/Pixabay
Foto: Bruno Glätsch/Pixabay
Foto: Bruno Glätsch / Pixabay

El interés por llevar a cabo una dieta saludable, cuidar el peso y prevenir enfermedades ha llevado a la población a buscar alimentos que le ayuden con este propósito. Sin embargo muchas veces la publicidad de ciertos productos puede confundir al consumidor.

La sal es uno de los alimentos cuyo consumo más debemos limitar, el exceso de sodio en la dieta puede provocar presión arterial alta, pérdida de calcio, enfermedades cardíacas, derrames cerebrales y demencia. Se estima que necesitamos alrededor de 500 mg de sodio al día, eso es un cuarto de cucharadita de sal. Además que no debemos buscar añadirlo ya que viene de forma natural en varios alimentos.

Ahora que las recetas de preparaciones en televisión y redes de influencers fitness usan sal rosada, sal kosher y sal marina, surge la pregunta:

¿Son las sales “naturales” más saludables que la sal de mesa?

Aquí respondemos.

Sodio

Todos los tipos de sal están hechos de cloruro de sodio, y el contenido de nutrientes varía mínimamente.

Pocos minerales

Las sales menos procesadas contienen pequeñas cantidades de minerales, la cantidad no es suficiente para ofrecer un beneficio nutricional sustancial.

Cómo se procesan

La sal se cosecha de las minas de sal o por evaporación del agua del océano.

Sal de mesa

Se extrae de depósitos de sal subterráneos. Se procesa fuertemente para eliminar impurezas, que también pueden eliminar minerales traza. Luego se muele muy bien.

El yodo, un mineral traza, se agregó a la sal en 1924 para prevenir el bocio y el hipotiroidismo, afecciones médicas causadas por la deficiencia de yodo.

La sal de mesa a menudo también contiene un agente antiaglomerante como el silicato de calcio para evitar que se formen grumos.

Crédito: Pxhere

Sal kosher

Es una sal de grano grueso, llamada así por su uso en la preparación tradicional de alimentos kosher.

La sal kosher no suele contener yodo, pero puede tener un agente antiaglomerante.

Sal marina

La sal marina se produce al evaporar el océano o el agua de mar.

Compuesta también de cloruro de sodio, pero a veces contiene pequeñas cantidades de minerales como potasio, zinc y hierro, dependiendo de dónde se cosechó.

No es altamente refinado y molido como la sal de mesa, puede aparecer más oscuro y oscuro con un color desigual, lo que indica las impurezas y nutrientes restantes.

Cabe destacar que, algunas de estas impurezas pueden contener metales que se encuentran en el océano, como el plomo. La tosquedad y el tamaño del gránulo variarán según la marca.

Crédito: Congerdesign/Pixabay

Sal rosa del Himalaya

Se cosecha de minas en Pakistán. Su tono rosado proviene de pequeñas cantidades de óxido de hierro. Similar a la sal marina, es menos procesada y refinada y, por lo tanto, los cristales parecen más grandes y contienen pequeñas cantidades de minerales como hierro, calcio, potasio y magnesio.

Los gránulos de sal más grandes y más gruesos no se disuelven tan fácil o uniformemente en la cocción, pero ofrecen una explosión de sabor.

Se utilizan mejor espolvoreados sobre carnes y verduras antes de cocinar o inmediatamente después.

Crédito: Pxhere

No deben usarse en recetas para hornear. Tenga en cuenta que las mediciones de diferentes sales no siempre son intercambiables en las recetas.

Generalmente, la sal marina y la sal de mesa pueden intercambiarse si el tamaño del gránulo es similar. La sal de mesa tiende a tener un sabor más concentrado y salado que la sal kosher.

En conclusión, la sal menos procesada y con más minerales es la sal rosa, sin embargo no están en una cantidad relevante. Usted puede elegir entre la sal de mesa y otra considerando el precio y el sabor.

Fuente: Escuela de salud pública de Harvard