¿Por qué hay quienes piensan en el sexo de manera compulsiva?

La adicción al sexo puede causar auténticos estragos en la vida personal y social de una persona
¿Por qué hay quienes piensan en el sexo de manera compulsiva?
Foto: Shutterstock

Algunos famosos son “reconocidos” por tener deseos sexuales intensos que los han llevado a realizar actos poco honrosos. Se dice que ellos son adictos al sexo por tener conductas desenfrenadas en torno a él.

Al contrario de lo que piensan muchos, la adicción al sexo es un trastorno real y que tiene una incidencia negativa verdadera en la vida de quien lo padece. A continuación, se establece cuál pudiera ser su origen de acuerdo con una investigación sueca.

La investigación sobre la adicción al sexo

De acuerdo con El Confidencial, es muy probable que la ciencia se esté acercando más a los posibles orígenes de la adicción al sexo, que aparentemente se debería a una diferencia de la genética de los adictos, respecto al común de la población.

Según la información, el exceso de oxitocina pudiera ser el causante de que algunos experimenten un intenso deseo sexual, porque estas personas se sentirían atraídas por múltiples personas a la vez, aumentando así sus probabilidades de mantener relaciones sexuales.

La oxitocina es la llamada “hormona del amor” porque ella es la responsable de que nos sintamos atraídos hacia otras personas, de que las mujeres den a luz y de que generen leche materna.

El exceso de oxitocina haría también que el sexo sea más placentero de lo que normalmente es, de acuerdo con la investigación conducida por un grupo de especialistas del Instituto Karolinska, en Suecia.

sexo
Foto: Shutterstock

Durante la investigación se compararon muestras de sangre de personas en tratamiento por adicción al sexo con muestras de personas que no lo eran, y se halló la diferencia en los niveles de oxitocina entre unos y otros.

La adicción al sexo es una enfermedad real que atenta contra el sano disfrute de la sexualidad, y que impide desenvolverse adecuadamente en sociedad. Si tienes un deseo sexual que no puedas controlar, la recomendación es visitar a un especialista para diagnosticar y tratar tu enfermedad.