¿Por qué te conviene la dieta Atkins para bajar de peso?

La dieta Atkins sostiene que puedes perder 15 libras (6.8 kilogramos) en las primeras dos semanas de la fase 1

¿Por qué te conviene la dieta Atkins para bajar de peso?
Foto: Canva
Foto: Canva

El propósito de la dieta Atkins es cambiar tus hábitos de alimentación para ayudarte a perder peso y mantenerlo.

La dieta Atkins es un plan alimenticio con muy bajo contenido de carbohidratos y se centra en los alimentos con aporte de proteínas y grasa.

Puedes perder 15 libras (6.8 kilogramos) en las primeras dos semanas de la fase 1, aunque cabe aclarar que no todos tienen los mismos resultados.

La dieta Atkins afirma que el ejercicio no es vital para perder peso. Sin embargo, reconoce que el ejercicio puede ayudarte a mantener el peso, así como ofrecer otros beneficios para la salud.

La dieta tiene 4 fases: Inducción, equilibrio, pre mantenimiento y mantenimiento permanente.

Inicialmente puedes perder peso de agua. Continuarás perdiendo peso en las fases 2 y 3 siempre y cuando no comas más carbohidratos de los que tu cuerpo puede tolerar.

Crédito: Pxhere

De acuerdo a la Escuela de Salud Pública de Harvard,  una dieta baja en carbohidratos puede ayudar a las personas a perder peso más rápidamente que una dieta baja en grasas y algo importante, puede ayudarles a mantener esa pérdida de peso. Por ello es que la dieta Atkins se convierte en una de las indicadas.

Con la dieta Atkins no es necesario evitar los cortes grasos de carne o eliminar el exceso de grasa. Más bien, lo importante es controlar los carbohidratos.

En esta dieta también se alienta a comer más vegetales ricos en fibra, satisface las necesidades vegetarianas y veganas, y aborda los problemas de salud que pueden surgir al comenzar una dieta baja en carbohidratos.

Crédito: Canva

Razones para elegir esta dieta:

  • No hay rebote
  • Sin tantas horas de ejercicio
  • Puedes comer carne sin retirar toda la grasa
  • Disfrutas de los tipos y cantidades de alimentos que aparecen en la dieta, estarás satisfecho
  • Cambiarás tus hábitos alimentarios generales
  • Ayudará a mejorar varios aspectos de tu salud, como el control de presión arterial
  • Mejora los niveles de azúcar en sangre
  • Puedes incluir batidos y barras

Proceso de la dieta:

Fase 1: inducción

  • Debes eliminar casi todos los carbohidratos de tu dieta y comer solo 20 gramos de carbohidratos netos al día, principalmente de vegetales. En lugar de obtener del 45 % al 65 % de tus calorías diarias de los carbohidratos, como lo recomiendan la mayoría de las pautas de nutrición, solo obtienes alrededor del 10 %.
  • Las verduras “de base”, como los espárragos, el brócoli, el apio, el pepino, las judías verdes y los pimientos, deben representar de 12 al 15 gramos de tus carbohidratos netos diarios.
  • Debes comer proteínas, como pescado y mariscos, aves, carne, huevos y queso, en todas las comidas. No es necesario restringir los aceites y las grasas, pero no puedes consumir la mayoría de las frutas, productos azucarados, panes, pastas, granos, frutos secos o alcohol.
  • Debes beber ocho vasos de agua por día. Permaneces en esta fase durante al menos dos semanas, dependiendo de tu pérdida de peso.

Fase 2: equilibrio

Continúas comiendo un mínimo de 12 a 15 gramos de carbohidratos netos como verduras de base. También sigues evitando los alimentos con azúcar agregada.

Puedes volver a agregar lentamente algunos carbohidratos ricos en nutrientes, como más verduras y frutos rojos, frutos secos y semillas, a medida que continúas perdiendo peso.

Permaneces en esta fase hasta que estés a aproximadamente 10 libras (4.5 kilogramos) de tu peso ideal.

Fase 3: pre-mantenimiento

Aumentas gradualmente la variedad de alimentos que puedes comer, incluidas las frutas, las verduras con almidón y los granos integrales.

Puedes agregar aproximadamente 10 gramos de carbohidratos a tu dieta cada semana, pero debes reducirlos si se detiene la pérdida de peso. Permaneces en esta fase hasta que alcances tu peso ideal.

Fase 4: mantenimiento permanente

Cuando alcanzas tu peso ideal y continúas esta forma de comer de por vida.

Ejemplo del menú de un día en la fase 1

  • Desayuno: Huevos revueltos con cebolla salteada y queso cheddar. Las bebidas aceptables incluyen café, té, agua, refrescos dietéticos y té de hierbas.
  • Almuerzo: Ensalada de chef con pollo, tocino y aderezo de aguacate, junto con una bebida permitida.
  • Cena: Ensalada de salmón al horno, espárragos y rúcula con tomates cherry y pepinos, junto con una bebida permitida.
  • Refrigerios: Puedes tener dos refrigerios al día. Los refrigerios pueden incluir un producto de la dieta Atkins, como un batido de chocolate o una barra de granola, o un refrigerio simple como apio y queso cheddar.
Crédito: Canva

Posibles efectos secundarios al iniciar la dieta:

  • Dolor de cabeza
  • Mareos
  • Debilidad
  • Fatiga
  • Estreñimiento

Recuerda que antes de iniciar un plan de pérdida de peso deberás consultar a tu médico.

Fuentes:

HSPH

Mayo Clinic