La magia del vinagre para dejar tu hogar reluciente sin gastar de más

El vinagre puede convertirse en tu limpiador natural de cabecera.

La magia del vinagre para dejar tu hogar reluciente sin gastar de más
Evita Ochel/Pixabay
Foto: Evita Ochel / Pixabay

El vinagre es un líquido que se deriva de la fermentación de sustancias como los vinos (uvas), manzanas o cañas de azúcar y usualmente utilizado en la cocina como desinfectante de frutas y verduras o como aderezo para ciertos alimentos.

El ácido acético del que está formado, es el químico natural principal que lo hace una excelente opción de limpieza para el hogar. Aunque cualquier tipo de vinagre puede funcionar, es recomendable usar el blanco derivado de la caña de azúcar por su cualidad incolora.

Si bien es cierto que en algunos casos necesitará de otras sustancias para hacer que el vinagre se convierta en su limpiador de cabecera, en muchas ocasiones sólo necesitara combinarlo con agua para hacer maravillas en su hogar.

Limpiar con vinagre es posible en varios rincones del hogar. Crédito: Michal Jarmoluk / Fuente: Pixabay

Ventanas: mezclado con agua en partes iguales, puede remojar su esponja para darle una limpieza a sus cristales.

Persianas: realice una un líquido con 1/2 de vinagre blanco, una taza de amoniaco, 1/4 de taza de bicarbonato de sodio y un galón de agua tibia. Con un paño remojado en la solución, limpie su artículo y, posteriormente, enjuague sólo con agua para que luzcan como nuevas.

Refrigerador: los agentes químicos pueden ser inconvenientes para limpiar el interior del electrodoméstico, por lo que el vinagre mezclado en 50% con agua, le resolverá el problema y no afectara a sus alimentos.

Microondas: coloque un recipiente de vidrio con una combinación homogénea de agua y vinagre, ponga a funcionar el aparato de tal manera de que el líquido hierva y empañe el interior. En ese momento, pare y, con un trapo, limpie las manchas del interior.

El bicarbonato de sodio es un agente constante para que el vinagre sea un limpiador natural. Crédito: Evita Ochel / Fuente: Pixabay

Encimeras: ciertas manchas en las superficies de la cocina pueden ser fácilmente limpiadas, virtiendo vinagre encima de ellas y quitando la mancha con un trapo húmedo y tibio.

Envases de plástico: para quitar manchas difíciles, deje reposar el recipiente con un vinagre, cúbralo y, después de dejarlo actuar por unos minutos, pase a su lavado normal.

Desagüe: si observa que las tuberías se están tapando, vierta una olla de agua caliente y, después, derrame una solución de agua, vinagre y bicarbonato de sodio en cantidades iguales. Tape el drenaje, déjelo actuar por 10 minutos y vuelva vaciar una olla de agua caliente por el caño a solucionar.

Cuarto de baño: hierva el vinagre y comience la limpieza cotidiana del lugar en paredes y puertas de la ducha. Espolvoree un poco de bicarbonato de sodio por las paredes y frote. Al terminar, enjuague toda la ducha y dígale adiós al moho y los gérmenes.

Con el vinagre es posible quitar los minerales de la bañera. / Fuente: Pixabay

Inodoro: primero derrame vinagre blanco en todo el tazón y deje reposar durante la noche. Al día siguiente, friegue con un cepillo para el baño con bicarbonato de sodio y posteriormente enjuague.

Cabezal de ducha: amarre una bolsa con una buena cantidad de vinagre con agua, de tal manera que el cabezal de la ducha esté sumergida en la solución y déjelo reposar toda la noche. Al día siguiente, quite la bolsa, permita correr agua caliente unos minutos antes de la primera ducha.

Desinfectar el colchón: con un atomizador, rocíe la solución de vinagre, alcohol y aceite de árbol de té por todo el colchón para combatir ácaros, moho y olores. Si existen manchas, añada un poco de bicarbonato de sodio en la zona, talle un poco y deje secar colchón.

Orina de mascotas en alfombra: primero, limpie con varias toallas de papel que puede presionar con su pie para mayor absorción, repita el proceso hasta que la zona esté completamente seca. Posteriormente, eche la mezcla de vinagre con agua, talle un poco y deje reposar por 10 minutos. Pasado este tiempo, vuelva a limpiar con toallas y, cuando esté completamente seca, póngale bicarbonato de sodio. Tras una hora, aspire su alfombra para quitar los residuos.

Los accidentes de tu mascota en la alfombra ahora tienen solución con el vinagre. Crédito: Free photos / Fuente: Pixabay

Mancha de vino en la ropa: para realizar el proceso de limpieza, es necesario dejar la mancha por 24 horas. Posterior al reposo, deje actuar el vinagre directamente en la mancha con una esponja. Repita el proceso cuanto sea necesario y, cuando haya desaparecido la mancha, lave la prenda de manera normal.

Marca de quemadura en la ropa: sumerja la tela afectada en un recipiente con vinagre blanco, frote ligeramente, limpie con un trapo seco y repita el proceso hasta que desaparezca la marca.

Pisos: es importante mencionar que si bien se pueden trapear con medio galón de agua mezclado con 1/2 taza de vinagre, debe cambiar el agua a medida que se ensucie.

Hay tipos de suelo que pueden lavarse con vinagre, pero otros no. Crédito: Klimkin /Fuente: Pixabay

Por último, debe tener en cuenta nunca usar vinagre para limpiar suelos o superficies de mármol y granito. Tampoco es bueno para limpiar manchas de huevo porque sus componentes reaccionarán entre sí y lo harán más complicado de asear. Y, aunque haya sitios que aseguren que se pueden limpiar manchas en muebles de madera, lo más conveniente será no hacerlo para no afectar el acabado de su artículo.

 

FUENTES CONSULTADAS:

Today / BBC / Better Homes and Gardens / The Spruce / Real Simple