Niños, hijos de inmigrantes, honran a la Virgen de Guadalupe

Como cada año, muchos padres que siguen la tradición católica, visten a sus hijos menores como Juan Diego
Niños, hijos  de inmigrantes, honran a la Virgen de Guadalupe
Liam, un niño de dos años ya está listo para ir con sus padres a honrar a la Virgen de Guadalupe, vestido como San Diego, el indígena al que se le apareció la Patrona de México. (Araceli Martínez/La Opinión).
Foto: Araceli Martínez / La Opinion

Liam Martín Núñez es un niño de dos años muy bien portado que no respinga ni muestra resistencia alguna, mientras su madre le prueba un traje indígena en el tradicional Mercado del Este de Los Ángeles.

Como muchos niños, hijos de inmigrantes mexicanos, a Liam, sus padres lo visten cada 12 de diciembre como el indígena San Juan Diego para honrar a la Virgen de Guadalupe que ese día se celebra.

A San Juan Diego, según la Iglesia, se le apareció la Patrona de México en el cerro del Tepeyac en 1531.  Y en 2002, fue hecho santo por el Papa Juan Pablo II.

Aun lejos de México, las familias católicas que radican en el Sur de California mantienen viva la tradición de llevar a la iglesia a sus hijos menores vestidos como San Juan Diego, el único santo indígena en las Américas.

Mi esposo prometió a la Virgen que cada año, iba a vestir a Liam como Juan Diego el Día de la Virgen”, dice Gaby Castro, la madre del pequeño.

Liam Martin es vestido como el indigena convertido en santo, Juan Diego, para celebrar a la Virgen de Guadalupe este 12 de diciembre. (Araceli Martínez/La Opinión).

La familia que vive en la ciudad de Downey, planea llegar al Mercado del Este de Los Ángeles como a las 8 de la mañana del 12 de diciembre para unirse a los cientos de devotos Guadalupanos que celebran a la Virgen en la gigantesca imagen que se tiene ahí de ella.

Vamos a la Iglesia, pero también venimos a ver a la Virgencita aquí en el mercado del este de Los Ángeles. Le cantamos las mañanitas a la Virgen y rezamos”, dice Gaby.

Este año, la abuela María Luisa Ortega que los visita de Durango, los va a acompañar.

“Es la primera vez que me va a tocar celebrar a la Virgen aquí en Estados Unidos”, dice emocionada.

Amary ya está lista para ir a honrar a la virgen de Guadalupe. (Araceli Martínez/La Opinión).
A Amary la llevó su madre y abuela a comprarse su atuendo para el Día de la Virgen de Guadalupe. (Araceli Martínez/La Opinión).

Victoria Valencia, es otra madre que va a vestir a su hija Amary de un año de tres meses de edad como indígena para honrar a la Virgen.

“Le compré su falda, cinto y blusa”, dice Victoria quien llegó acompañada al Mercado del Este de Los Ángeles por la abuela Martha.

“Este es el segundo año que la vestimos. Cada año le cambiamos el atuendo” dice Victoria. Ellos planean ir a ver a la Virgen de Guadalupe a una iglesia en la ciudad de El Monte.

Las tiendas del Mercado del Este de Los Ángeles están llenas de vestimentas indígenas alusivas a San Diego. Este año se ha puesto de moda, los vestidos de manta para mujer con la imagen de la Virgen al frente.

La familia de Mayra y Sergio García listos para vestir a sus hijos como el Santo indígena Juan Diego. (Araceli Martínez/La Opinión)

Para Mayra y Sergio García, el de Zacatecas y ella de Jalisco, México, vestir a sus hijos de indígenas el Día de la Virgen de Guadalupe, es parte de la herencia religiosa que quieren dejarles.

“Queremos que crezcan con ese amor a la Virgen. Aprovechamos ese día para dar gracias y encomendarnos”, dice Mayra, quien junto con su familia vive en el sur centro de Los Ángeles.

Rosario Méndez trajo a su hija Melody de tres años a comprarle su atuendo para el Día de la Virgen. “Tengo tres hijos y a todos los he vestido como San Juan Diego, pero ya crecieron y solo me queda la más chiquita”, dice esta madre.

“El 12 de diciembre visitamos a la Virgen y le damos gracias por todo lo que nos ha dado”, comenta.

La vestimenta relacionada con San Juan Diego es de manta con imágenes de la “Morenita” como se le dice a la Virgen en México, Los niños portan sombrero y calzan huaraches. Sobre la espalda cargan una caja llena de animales de plástico y otros materiales que simbolizan un establo, ya que San Juan Diego era un pastor.

Esperan a cientos de devotos de la Virgen de Guadalupe en el Mercado del Este de Los Ángeles. (Araceli Martínez/La Opinión).

Fiesta en el Mercado 

Como cada año, alrededor de la imagen de la Virgen ubicada en el estacionamiento del Mercado del Este de Los Ángeles, ubicado en el número 3425 de la calle Primera, se celebrará una gran fiesta a partir de la noche del miércoles 11 de diciembre.

“Vamos a iniciar a las 10 de la noche con danzas y cantantes. A la medianoche, vamos a cantar la mañanitas a la Virgen; y después la presentación de la obra de teatro de las Apariciones de la Virgen”, dice Lupita Vázquez, vocera de la la Casa de la Cultura Internacional María Carlton Foundation, quien junto con el mercado llevan a cabo cada año el festejo para la Guadalupana.

La misa se va a celebrar a las 7 de la mañana. “Continuaremos con el festival hasta las 3 de la tarde del 12 de diciembre”, precisa.

Y anticipa que esperan entre 1,500 y 2,000 personas.

“No queremos que las tradiciones se pierdan. Buscamos que los niños, hijos de los latinos sigan con esta cultura y no olviden a nuestra madre Morena”, sostiene la vocera.

Agrega que cada año Felipe y María Carlton, así como Ricardo Rojas de la Fundación tratan de hacer algo diferente.

“El objetivo siempre es darle las mañanitas a la Virgen”, precisa.

El festejo incluye comida gratis para los asistentes. “Tendremos menudo, tamales, atole, pan y champurrado”, expone.

Y termina diciendo que el 12 de diciembre, el mercado del Este de Los Ángeles se siente como un “rinconcito de nuestro querido México”.