Hispano abre negocio para emplear a jóvenes con necesidades especiales

Pocas empresas dan oportunidades a esta población que necesita reconocimiento y sentirse productivos en la sociedad

Hispano abre negocio para emplear a jóvenes con necesidades especiales
Sofia Sánchez ayuda a sus padres en la florería Frida Prickles en San Gabriel, California, el cual da empleo a jóvenes con necesidades especiales. (Araceli Martínez/La Opinión)
Foto: Araceli Martínez / La Opinión

Juan Luis Sánchez Saldaña y su esposa Susan Tarka Sánchez decidieron abrir su negocio de flores Frida Pickles en la ciudad de San Gabriel, California para entrenar y emplear a su propia hija y a otros jóvenes con necesidades especiales.

Mi visión es buscar inversionistas para abrir más negocios como una nevería y una peluquería canina que den empleo a personas con algún tipo de discapacidad”, explica Juan Luis.

Él es de Coyoacán, México; Susan, su esposa, es de Palo Alto, California. Ambos se conocieron y casaron en Londres. La pareja tuvo allá a Sofía, su única hija, quien es una menor de 11 años.

Sofía Sánchez creció entre las flores del jardín de su madre Susan Sánchez. (Araceli Martínez/La Opinión).

“Tener una hija con una discapacidad es como tener cuatro hijos”, dice Juan Luis.

“Me encanta hacer arreglos de flores”, dice Sofía, quien nació con autismo. Su madre ha sido su maestra en las flores desde que prácticamente nació.

Sus padres abrieron la florería el 14 de agosto. “La idea inicial era abrir un restaurante porque yo tuve una taquería en Londres”, cuenta Juan Luis.

Pero se decidieron por el negocio de las flores porque Susan estudió botánica, y le encanta la siembra y cuidado de las plantas y flores.

“Decidimos ponerle Frida Pickles, porque así se llama nuestra mascota de la raza Terrier Tibetano”, dice Susan.

VIDEO

El nombre de Frida se lo pusieron porque Juan creció muy cerca de la casa de la artista Frida Khalo en la Ciudad de México; y pickles (pepinillos en español), porque le gustan mucho a Susan.

Pero el nombre tiene aún una mayor profundidad. La perrita Frida Pickles fue rechazada por un criador por tener la nariz rosa. “Así que nosotros sentimos que debíamos emplear a gente a que la sociedad no quiere”, dice.

Al conocer de primera mano las necesidades de un niño especial a través de su hija Sofía, Juan Luis y su esposa Susan no dudaron en aceptar la propuesta del Distrito Escolar Unificado de Alhambra para entrenar y emplear a jóvenes con discapacidad.

“Tenemos ocho estudiantes que vienen a aprender el negocio de la florería. Unos vienen del Distrito Escolar de Alhambra, y otros del Distrito Escolar de San Gabriel”, dice Juan Luis.

Juan Luis Sánchez Saldaña enseña a los jóvenes estudiantes el negocio de las flores. (foto suministrada).

En la florería Frida Pickles, los muchachos aprenden no solo hacer arreglos florales sino también el manejo contable de una pequeña empresa y a hacer auditorías. “Muchos de estos niños son callados, no hablan mucho, pero son verdaderos genios en las computadoras”, comenta Juan Luis.

Ambos distritos escolares ofrecen a sus estudiantes con discapacidad, pasantías pagadas en negocios. Estos no tienen que hacer ningún gasto.

“Es un proyecto muy bueno porque todos somos humanos, y a estos muchachos se les tiene que dar una oportunidad para que sigan adelante”, opina José Luis.

Y agrega que hay que ayudarlos a que tengan voz y voto, y puedan vivir bien.

Para la familia Sánchez es muy importante que los jóvenes con discapacidad aprendan y trabajen en un ambiente laboral tranquilo. (Foto suministrada).

Además observa que sería muy bueno que a los padres con niños especiales se les entrenara para abrir sus propias empresas.

Hay pocos empleos para ellos; o los que hay, no son bien pagados; o representan mucho estrés. Nosotros queremos crear empleos donde puedan trabajar con traquilidad y crecer en sus habilidades”, explica Susan.

José Luis también desearían que más establecimientos comerciales, les abrieran las puertas a estos muchachos para que puedan tener un empleo digno.

Susan Sánchez con su hija Sofia. (Araceli Martínez/La Opinión)

Un programa para impulsarlos

Harry K. Wong, administrador del programa Learning Independence for Transition (Lift) del Distrito Escolar Unificado de Alhambra, explica que han logrado colocar a 55 estudiantes entre los 18 y 22 años en 30 lugares entre negocios, organizaciones no lucrativas y escuelas del distrito escolar alrededor de la ciudad de Alhambra.

La meta del programa Lift es que los muchachos se vuelvan independientes, aprendan habilidades, sepan manejarse en el transporte público, cocinar y hacer su lavandería”, precisa.

“Tenemos estudiantes con más habilidades que otros. Algunos después de la pasantía, logran empleos en grandes compañías como Home Depot. Por lo general, al terminar el programa tienen más aptitudes para un empleo. Nosotros estamos continuamente revisando con ellos su progreso”, explica.

Los muchachos que participan en el program Lift ganan el salario mínimo por hora, precisa Wong.

Sofía con su padre Juan Luis Sánchez, el pequeño empresario quien junto con su esposa Susan abrieron un negocio para emplear a su hija y a otros muchachos con discapacidad. (Araceli Martínez/La Opinión)

Grandes beneficios

Michael Dergar, coach para el empleo del Distrito Escolar Unificado de Alhambra, y fundador y presidente de la Academy of Special Dreams, afirma que el principal beneficio de las pasantías a través del programa Lift es impulsar a los estudiantes para que se sientan útiles y miembros productivos de la sociedad.

El desafío es que muchos negocios nos les quieren dar la oportunidad. No los toman en serio. Hay mucha discriminación laboral hacia la comunidad con discapacidad”, señala.

Y menciona que desafortunadamente muchos empleadores no quieren sentir la responsabilidad de un trabajador con discapacidad.

“Es un problema que vemos a diario sobre todo entre las grandes corporaciones. Temen contratar a una persona con necesidades especiales por miedo a una demanda; y eso impide que estos muchachos se vuelvan independientes”, asevera.

Sofía Sánchez aprende el oficio de la florería. (Araceli Martínez/La Opinión).

El programa Lift del Distrito Escolar Unificado de Alhambra tiene dos campus: Lift Norte que atiende a estudiantes con discapacidad intelectual; y Lift Sur a aquellos con discapacidades físicas severas.

Según estadísticas del Departamento del Empleo de California, mientras que el 75.7% de la población general tiene un empleo, solo el 33.9% de las personas con discapacidad son empleadas; y únicamente el 13.6% de quienes tienen una discapacidad en su desarrollo cognitivo como lento aprendizaje.

Frida Pickles se encuentra localizado en el 404 W Leslie Drive en San Gabriel, California 91775. En las redes sociales, está como @FridaPicklesCo