FOTOS: Así de terrible luciría la endometriosis si se pudiera ver

Mujeres que padecen esta condición trataron de ilustrar su dolor con maquillaje

La endometriosis provoca periodos menstruales muy abundantes y dolorosos, sangrados inesperados y relaciones sexuales con dolor. Es una condición que, en Estados Unidos, afecta a más de 16 millones de mujeres… pero no se ve. Y al no apreciarse a simple vista, muchas mujeres sufren en silencio las consecuencias de este problema de salud.

Por ello, la maquillista Andrea Baines y la modelo Rachel Berwick, realizaron una sesión de fotos para mostrar lo terrible que luciría la endometriosis si se pudiera ver. Berwick mostró en su vientre, a la altura del ombligo y los ovarios, un maquillaje que simula heridas profundas y lacerantes como, afirman, es esta enfermedad que ambas sufren.

Según el Daily Mail, Berwick señaló que ha vivido el dolor de la endometriosis como “una aguja afilada que raspa mis órganos internos“. Además, su vida sexual ha sido afectada de manera importante al sufrir sexo doloroso y experimentar problemas para concebir.

En tanto, Baines sufrió anemia causada por sus abundantes periodos menstruales y tuvo que enfrentar la falta de información de los médicos sobre esta condición, quienes llegaron a afirmar que su dolor en el vientre era psicológico. De ahí su interés en visibilizar, de alguna manera, el dolor de la endometriosis a través del maquillaje.

¿Qué es la endometriosis?

Se trata de una condición en la que las células que revisten al útero se encuentran también en otras partes del cuerpo. Cuando llega el momento de la menstruación, estas células se descomponen y sangran, de la misma manera que lo hacen en el útero, pero no tienen manera de salir del cuerpo, por lo que causan dolor y acumulan tejido cicatricial.

La endometriosis afecta no sólo los periodos menstruales y la vida sexual, sino que a menudo causa también problemas de fertilidad, intestinales y de vejiga. Para diagnosticarla, se realiza una incisión en el ombligo de la paciente para introducir una pequeña cámara y observar los órganos pélvicos. Será necesario entonces extirpar el tejido acumulado mediante una cirugía o con tratamiento hormonal.