ICE logra triunfo contra quienes ofrecen viajes a mujeres para tener a sus bebés en Estados Unidos

Algunas "turistas" pagan hasta $80,000 dólares

ICE logra triunfo contra quienes ofrecen viajes a mujeres para tener a sus bebés en Estados Unidos
ICE refuerza la lucha contra el llamado "turismo de maternidad".
Foto: ICE

Una inmigrante china fue sentenciada este lunes a 10 meses en la cárcel por dirigir un negocio en el que cobraba miles de dólares para ayudar a extranjeras embarazadas a dar a luz a sus hijos en California.

El juez James Selna, del Tribunal de Distrito Central de California, impuso la pena a la mujer que había llegado a un trato de culpabilidad con la Fiscalía.

Dongyuan Li, de 41 años, se declaró culpable en septiembre pasado de dirigir la compañía You Win Usa, que ayudaba a extranjeras, generalmente mujeres adineradas de China, a viajar a Estados Unidos y dar a luz a sus hijos que automáticamente obtenían la ciudadanía estadounidense.

Li admitió que desde 2013 hasta marzo de 2015 ayudó a más de 500 clientas chinas a venir a Estados Unidos.

La mujer cobraba entre $40,000 y $80,000 dólares por cada caso y recibió más de $3 millones de dólares en transferencias bancarias internacionales desde China en esos dos años.

You Win Usa ofrecía asesoría para la entrevista en el consulado de Estados Unidos en China.

El servicio, incluso, instruía a las mujeres a decir falsamente que se quedarían en Estados Unidos por pocas semanas, cuando en realidad planeaban quedarse varios meses y luego dar a luz.

Las embarazadas también seguían un itinerario de vuelos diseñado para ingresar al país sin despertar sospechas.

Desde China las embarazadas viajaban a Hawai, donde supuestamente llegaban de vacaciones y pasaban la inspección de las autoridades de inmigración para después volar al Aeropuerto Internacional de Los Ángeles.

Las mujeres debían lucir ropas holgadas para ocultar los embarazos en los puertos de entrada, según el acuerdo de culpabilidad.

Entre los servicios se ofrecían lujosos apartamentos en la ciudad de Irvine, al sureste de la ciudad de Los Ángeles, donde las mujeres esperaban mientras llegaba el momento de dar a luz.

Como parte del acuerdo de declaración de culpabilidad, Li entregó más de 850.000 dólares, una residencia en la ciudad de Murrieta con un valor de más de medio millón de dólares, y varios vehículos Mercedes-Benz.

Li fue la primera en declararse culpable de las 19 personas acusadas a principios de este año por operar negocios de turismo de nacimiento.

El presidente Donald Trump ha expresado en varias oportunidades su interés en cambiar la Constitución y poner fin a la ciudadanía estadounidense por nacimiento.