Los consejos para un maridaje perfecto y cómo “casar” chocolate y vino

Aprende a mezclar vino y alimentos, haciendo que ambos resalten, así que te decimos qué vinos combinan con grasas, pastas, postres, ceviches, salsas...

Los consejos para un maridaje perfecto y cómo “casar” chocolate y vino
Foto: Ivanko_Brnjakovic / Canva

El maridaje es el arte de combinar los alimentos con los vinos. El tipo de alimentos con que se puede combinar un vino es indispensable para tener armonía entre los sabores de la bebida y los de la comida.

Antes de maridar un vino con alimentos te damos una guía:

  • Para platillos a las brasas, a la plancha y horneados elige vinos con aromas frutales.
  • Para las ensaladas y ceviches, vinos con aromas cítricos.
  • Para platos con chiles y condimentos, elige vinos con aromas especiados.
  • Platillos grasosos funcionan bien con vinos de sabor ácido.
  • Para los postres se necesitan vinos con un ligero dulzor.
  • A los arroces y pastas les van bien los vinos tintos jóvenes o blancos sin barrica.
  • Los blancos con barrica van bien con salsas elaboradas con cacahuate, nueces o almendra, por sus sabores a frutos secos.

El maridaje se trata de que la combinación de dos alimentos donde se resalten mutuamente; es decir, hay que saber qué mezclar y qué no.

Primero que hay que probar los alimentos por separado y nivelar el sabor de ambos.

Por ejemplo: si eliges un chocolate muy dulce y un vino más potente, ninguno lucirá del todo.

Crédito: Pxhere

¿Cómo casar el vino con el chocolate?

Chocolate amargo o negro

Entre más cacao (70 a 100%) tenga el chocolate más intenso debe ser el sabor del vino. A ambos los podemos reconocer por el color tan potente que tienen.

Para los amargos se recomienda maridar con un Malbec o Shiraz por ser astringentes y nivelar la acidez que produce el cacao.

Prueba vinos que  tengan paso por barrica. Las notas a madera y especias le van excelente a las características de este chocolate.

Crédito: Pxhere

Chocolate blanco

Por estar hecho a base de manteca de cacao, su textura suele ser más cremosa y su sabor dulce. Se debe acompañar con vinos más secos y frutales para que la acidez corte la grasa.

Elige un vino blanco; la uva Chardonnay es perfecta.

Crédito: caja/Pixabay

Chocolate con leche

El chocolate con leche (25% y 40% de cacao) es un balance entre el chocolate blanco y el amargo. Para esta variedad es recomendable tomar un vino tinto joven Moscato o Merlot ya que el nivel de dulzura equilibra a las notas lácteas.

Crédito: Nawal escape/Pixabay

Es recomendable que el vino respire antes de beberlo de manera inmediata.

Fuentes:

Animal Gourmet

Larosse Cocina

Restaurantes de México