¡Milagro! Bebé hispano salió disparado durante volcamiento y aterrizó en un árbol en su mismo asiento

La base de la silla para automóvil del niño no estaba asegurada adecuadamente

Accidente y milagro en Turlock, California
Accidente y milagro en Turlock, California
Foto: captura fox news

“Sé que Dios envió un ángel para velar por mí y mi familia”, afirmó Ulises Benítez a la prensa luego de sobrevivir milagrosamente a un volcamiento en Turlock, California. “Fue un accidente horrible”.

El padre hispano está contando cada una de sus bendiciones, después de que su hijo de 2 años fue expulsado del SUV de la familia, en el accidente. Milagrosamente, el bebé fue encontrado al costado de la carretera, en la cima de un arbusto, en gran medida ileso y aún atado a su asiento infantil.

El accidente ocurrió el domingo 8 de diciembre a las 7:30 p.m. en la autopista 99 hacia el sur, cerca de West Main Avenue, informó Fox News.

Benítez, de 29 años, estaba al volante de un Cadillac Escalade 2007 junto con sus dos niños y su esposa cuando, por alguna razón, el vehículo giró bruscamente hacia a la derecha, lo que hizo que el SUV cruzara un carril y rodase por un terraplén.

El padre dijo que instantáneamente se arrojó fuera del vehículo a través de una ventana rota y atendió a su familia, ya que su esposa también salió disparada del SUV.

“Miré a mi hijo mayor. Estaba en el asiento del automóvil. Lloraba asustado, pero se veía bien”, recordó el padre. Pero lo siguiente que sucedió fue un descubrimiento inimaginable. “Cuando buscamos a nuestro bebé no lo vimos (…) “Sentí que mi mundo se estaba acabando. Miré y busqué a mi hijo, pero no pude encontrarlo”.

Dijo que el horror se desarrolló mientras él y su esposa buscaban frenéticamente a su bebé sin suerte. “Recuerdo haber escuchado a mi esposa gritar una y otra vez. Ella seguía derrumbándose, pero volvía a levantarse para buscar a nuestro hijo”, relató el padre.

También recordó haber pasado por su cabeza cuánto tiempo le había tomado a la pareja quedar embarazada y formar una familia. “Estaba pensando mientras rezaba y mantenía la esperanza: Dios no dejaría que esto sucediera. Se tomó una eternidad para darme a mis hijos y sabía que no me los quitaría así”.

Entonces llegó la ayuda. Y lo que presenciaron a continuación fue un milagro. Con la asistencia del personal de emergencia, se localizó al bebé. “Allí estaba, en la cima de un arbusto”, dijo Benítez. “El asiento del automóvil, ni un poco de tierra, como si hubiera aterrizado perfectamente y limpio, sin rasguños… estaba despierto, no tenía un sólo rasguño”, dijo con incredulidad.

La Patrulla de Carreteras de California (CHP) dijo que ni las drogas ni el alcohol fueron un factor en el choque. Los investigadores también notaron que además, irónicamente, la base del asiento para el automóvil del bebé no estaba asegurada adecuadamente.

“Este niño es muy afortunado”, dijo el oficial de CHP Thomas Olsen al diario The Modesto Bee. “Ésta es una circunstancia inusual y rara en la que el niño es expulsado del vehículo y parece estar ileso”. Los oficiales dijeron que el caso sirvió como un recordatorio para que los padres revisen los asientos de sus hijos y asegurarse de que estén instalados correctamente.

En cuanto a la familia, tanto los padres como los niños fueron transportados a hospitales para una evaluación adicional. “Nos dijeron que fuimos muy afortunados y bendecidos de haber sobrevivido a un accidente de esa magnitud”, concluyó Benítez.