Nacer entre marzo y julio aumenta las probabilidades de morir por una enfermedad del corazón

Una temporada en la que no conviene llegar al mundo

Un infarto puede ocurrir en cualquier lugar.
Un infarto puede ocurrir en cualquier lugar.
Foto: Shutterstock

Justo son los meses más calurosos del año, cuando comienza la primavera y el verano está bien ubicado. El sol brilla, la tierra florece y los días son más largos… podría parecer una temporada perfecta para recibir un bebé, excepto por un detalle.

Científicos de la Universidad de Harvard advirtieron que nacer entre marzo y julio aumenta las probabilidades de morir por una enfermedad del corazón. Luego de realizar una investigación entre 116,911 mujeres a quienes estudiaron por más de 30 años, encontraron que las nacidas entre marzo y julio presentaron un nueve por ciento más probabilidades de morir por alguna enfermedad cardiaca que las nacidas en otros meses del año.

De acuerdo con la investigación, publicada en el British Medical Journal, de las mujeres que participaron en el estudio más de 8,000 murieron a causa de enfermedades cardiovasculares como trastornos del corazón y de los vasos sanguíneos.

Quienes nacieron en abril presentaron el índice más alto de muertes por enfermedad cardiovascular, mientras quienes fueron alumbrados en diciembre registraron las más bajas.

“Las causas de las variaciones en el riesgo de enfermedad cardiovascular en diferentes momentos de nacimiento no se conocen bien, pero podrían incluir exposiciones prenatales y postnatales tempranas como fluctuaciones estacionales en disponibilidad nutricional, infecciones y causas inflamatorias, temperatura climática, niveles de contaminación del aire y cantidad de luz solar disponible”, señalaron los investigadores de la Escuela de Salud Pública de Harvard.