San Bernardino ya tiene árbol de Navidad para la alegría de su comunidad

Los vecinos unen fuerzas para devolverle al centro de la ciudad el espíritu de las fiestas

San Bernardino ya tiene árbol de Navidad para la alegría de su comunidad
Las familias se mostraron contentas por este acontecimiento. / fotos: Alejandro Cano.
Foto: La Opinión

A la cuenta regresiva de 10, el árbol de Navidad flanqueado por unicornios y cascanueces, se iluminó anoche en la zona céntrica de San Bernardino, reviviendo así, los años cuando residentes de la región abarrotaban el área para admirar los adornos navideños.

Instalado en lo que fuese una majestuosa fuente, entre los edificios Harris y The Enterprise, en el centro de San Bernardino, el árbol navideño adornado con cientos de focos y ornamentos, rodeado de adornos gigantes, fue posible gracias a la colaboración comunitaria liderada por Rubén Gómez, miembro del grupo Real Talk, Real Actions.

“Todas las ciudades alrededor tienen ceremonias de iluminación, pero nosotros no. Eso tenía que cambiar. Se me ocurrió entonces hacer un llamado a la comunidad para instalar un árbol de Navidad. Nuestra comunidad también merece tener su propia iluminación. Esto es resultado de una comunidad unida”, comentó Gómez.

Al llamado respondieron empresarios locales que tenían la ilusión de ver a la ciudad renacer económicamente sin esperar a que el gobierno actúe. Carolina Verduzco, empresaria local, dijo que la comunidad tiene el cambio en sus propias manos.

“Siempre nos quejamos de las cosas pero casi nunca actuamos, siempre esperamos a que alguien más lo haga por nosotros. Este evento es muestra de que la unión hace la fuerza”, dijo.

Los más emocionados fueron los pequeños. / fotos: Alejandro Cano

La iluminación fue presenciada por decenas de residentes comprometidos en hacer de San Bernardino una ciudad vibrante y posible, en parte a las donaciones a través de una cuenta de GoFundMe establecida por Gómez.

“La respuesta fue sensacional. No hay nada como la Navidad”, dijo.

El árbol fue instalado en una zona en donde todas las noches se encuentra solitaria y a menudo utilizado para delinquir. En dicha terraza, la cual une a dos edificios históricos de la ciudad, también suelen acudir personas desamparadas para descansar.

Décadas atrás, el edificio Harris era atractivo visual en la temporada navideña. Sus espectaculares ventanales eran adornados para delicia del público, el cual viajaba por varias horas hasta la zona céntrica.

Vecinos y dueños de negocios se unieron para regresarle la distracción navideña a la comunidad. / fotos: suministradas.

El histórico edificio Harris fue establecido en 1905 por los hermanos Philip, Herman, y Arthur, tres de 11 hijos de una familia alemana con orígenes mercantiles. En la década de los 40s y 50s, el edificio departamental era el único lugar visitado por Santa Claus en la zona Toyland.

La tienda departamental Harris, la cual instaló la primera escalera eléctrica en la región de Inland Empire, cerró sus puertas en 1999 tras aliarse a la empresa Gottschalks en 1994.

Desde entonces el edificio ha permanecido en silencio, abandonado y a menudo vandalizado. Por su parte, el edificio The Enterprise alberga oficinas y un salón de fiestas que se alquila.

Gómez espera que el árbol de Navidad funcione como un imán y el punto de reunión para visitantes y residentes.

“Esta es nuestra ciudad, una ciudad con historia. Esto es solo el principio”, expresó.

Los vecinos aprovecharon para tomarse la foto del recuerdo junto al árbol y los adornos decembrinos.

Gómez planea ofrecer eventos con venta de comida vegana al menos una vez al mes durante el año en la misma terraza para mantener la zona activa y viva. Britney de la Cruz, empresaria local que colaboro en el evento, sueña con ver el centro de San Bernardino activo y próspero.

“Hay mucho en que trabajar. Solo unidos podremos traer el cambio”, dijo. “Esperamos que más gente se motive y nos ayude a lograr el objetivo”..