‘Más que un muro, veo familias separadas’: congresista Rashida Tlaib

La legisladora estadounidense visitó la frontera de Tijuana y se comprometió a luchar contra los muros que separan a México de EEUU y aíslan a Palestina.

‘Más que un muro, veo familias separadas’: congresista Rashida Tlaib
Rashida Tlaib en el muro que divide a Tijuana de San Diego. (Manuel Ocaño)
Foto: Manuel Ocaño / Impremedia

La congresista Rashida Tlaib se reunió este domingo en Tijuana con las comunidades musulmana y cristiana con quienes se comprometió a luchar en el congreso contra los muros que aíslan a Palestina y separan a México de Estados Unidos.

“Más que un muro, veo familias separadas; veo veteranos de guerra deportados de su país adoptivo por el que darían la vida. Quiero que sepan que, como representante de un distrito electoral mayoritariamente negro, a ustedes los escucho como congresista, musulmana y palestina”, dijo la legisladora.

Tlaib recorrió a pie tramos del muro fronterizo. (Manuel Ocaño)

Tlaib recorrió a pie tramos del muro fronterizo que separa a México de California junto al Pacífico.

La legisladora demócrata de Michigan recorrió con veteranos deportados y miembros de la comunidad musulmana de Tijuana y San Diego parte del muro junto al faro de Tijuana y en la playa.

La integrante del “escuadrón” de congresistas junto con Alexandria Ocasio Cortés, Ilham Omar y Ayanna Pressley, en ocasiones acercaba su rostro a los barrotes de metal de 30 pies de alto, como para medir que es difícil pasar entre ellos.

Luego se unió a la oración musulmana del medio día y un poco más adelante, al hablar del muro que separa a Palestina y compararlo con el de la frontera de Tijuana, la congresista dejó correr algunas lágrimas al recordar a su abuela que vive en territorio de la franja de Gaza en Palestina.

La legisladora demócrata escuchó las voces del otro lado del muro. (Manuel Ocaño)

La comunidad musulmana que acompañó a la legisladora ha llegado casi desde el principio de este año un domingo al mes a compartir el espacio con la dominical Iglesia Fronteriza, que cada domingo reúne feligreses de ambos lados de la frontera desde hace más de diez años.

En ese lugar, Rashida Tlaib dijo que al ver el muro veía “un sistema fracturado que siempre beneficia a los más ricos que obtienen ganancias con nuestro sufrimiento”.

“Si ponen un poco de atención, verán que son las mismas personas que envenenan nuestro aire y nuestra agua; son las mismas personas que ganan fortunas al encarcelar a nuestros hermanos de comunidades de color, y son las mismas personas que ganan dinero al enjaular a nuestros niños”, aseveró la congresista.

Al ver el muro, la congresista veía “un sistema fracturado que siempre beneficia a los más ricos”.

Tlaib se comprometió a tratar de “impedir que la avaricia de las corporaciones afecte más nuestra humanidad”.

La congresista reveló que sintió “una tremenda emoción de venir a (el estado mexicano de) Baja California y ver este muro que me recuerda al que separa a Palestina”.

La demócrata dijo con relación al presidente Donald Trump que “es el mismo mandatario que me separa de mi familia en palestina, de mi abuelita, y se lo hace a tantos de mis increíbles vecinos” mexicanos.

Por lo tanto “no veo un muro, veo los rostros de las personas a las que lastima un muro, las personas que son directamente impactadas cuando veo este muro”.

Rashida Tlaib dijo que “los rostros y los nombres en el muro en Tijuana tienen un significado igual a los rostros del movimiento de “Las vidas negras importan” (Black Lives Matter), del mismo movimiento contra la pobreza en Estados Unidos, los rostros de personas a las que quisieran deshumanizar”.

Finalmente, la congresista aseguró que “hay tanta fuerza en orar”.

Luego de la visita a la frontera, la congresista se reunió en privado con la organización de Veteranos Deportados Unificados, Barraca Playa de Tijuana, donde la mayoría de los militares expulsados a Tijuana vivía en el área de Los Ángeles.