Cada cuándo es recomendable cambiar las sábanas de tu cama para no enfermarte

El promedio para retirar tus sábanas varía según las costumbres de cada persona al dormir.

Cada cuándo es recomendable cambiar las sábanas de tu cama para no enfermarte
Sábanas blancas, pero ¿seguro de que están limpias?
Foto: Masaaki Komori / Unsplash

Si tienes la buena costumbre de realizar tu cama a diario para evitar que se ensucie y te espere a un nuevo reposo en la noche, debemos decirte que tienes muy buena voluntad de mantener la limpieza de tu espacio, pero no es suficiente para tu propia higiene y salud.

De acuerdo con la Academia Estadounidense de Dermatología, los seres humanos arrojamos entre 30,000 y 40,000 células muertas de la piel todos los días, las cuales muchas de éstas se desprenden de nosotros a la hora de dormir y se alojan en nuestra cama.

Por si fuera poco, los ácaros de polvo son microorganismos que se alimentan de esta piel muerta, por lo que nuestras sábanas, fundas y cobijas suelen ser el hábitat predilecto para estos seres. Además, sudor, saliva, fluidos sexuales, grasa y aceites de la piel, también determinan que la higiene de nuestra cama deba ser frecuente. Incluso, si faltaba algo más, el microbiólogo Michael Schmidt, profesor y vicepresidente de microbiología e inmunología de la Universidad de Médica de Carolina del Sur, asegura que podríamos añadir trozos de materia fecal seca a toda esta mezcla desagradable.

Permitir que tus mascotas duerman contigo, no es buena idea para la higiene de tu cama. Crédito: Andreea Popa / Fuente: Unsplash

Whitney Bowe, dermatóloga certificada por la junta en la ciudad de Nueva York y profesora clínica asistente de dermatología en la Escuela de Medicina Icahn en el Centro Médico Mount Sinai, mencionó a Self que las bacterias generadas por todos estos residuos microorgánicos pueden generar un desequilibrio en el microbioma de la piel, lo que a su vez provoca acné en la persona, si no tiene una limpieza frecuente de su ropa de cama.

Por su parte, Sleep Advisor alerta en que los ácaros de polvo son considerados como alérgenos que pueden desencadenar eccemas y problemas respiratorios como fiebre del heno, asma, tos, entre otros.

Es conveniente que pijamas, fundas, sábanas y almohadas se laven en el mismo periodo de tiempo. / Fuente: Sincerely Media

Si bien no hay un número específico para cambiar las sábanas, la costumbre de cada persona determina la frecuencia para cambiar o lavar las sábanas y ropa de cama.

Con base en la información mencionada, te recomendamos:

  • Cambiar o lavar tus sábanas por lo menos una vez a la semana si duermes desnudo, sudas demasiado, has estado enfermo o descansas con tu mascota. Lo mejor serían dos veces cada 7 días.
  • Si sueles dormir con pijama, tienes el buen hábito de bañarte por las noches y, en el caso de tenerla, tu pareja maneja las mismas costumbres que tú, puedes aplazar la limpieza de tus prendas, mantas, fundas y almohadas de una vez por semana a cada dos semanas.

Aunque hacer tu cama a diario permite que arrojes todas estas partículas pequeñas al suelo cada vez que la sacudas, Veintitantos también sugiere que es bueno dejar que las sábanas se aireen de vez en cuando para que estén libres de la humedad que permita la propagación de microorganismos.

Tus hábitos para dormir determinan la frecuencia de la limpieza . Crédito: Oleg Ivanov / Fuente: Unsplash

Cabe destacar que el aseo de sábanas y colchas no suele ser una tarea sencilla, así como es posible que muchos de los hogares no cuenten con tantas opciones para cambiarlas por unas limpias, por lo que modificar tus hábitos a la hora de dormir y contemplar ejecutarlas como en el segundo punto, te pueden ayudar a hacerlo solamente dos veces al mes.