Piensa en grande: cómo comenzar una vida en una Tiny House

Vive la experiencia antes de que se vuelva parte de tu día a día.

Existen casa pequeñas fijas y móviles.
Existen casa pequeñas fijas y móviles.
Foto: Nikola Johnny Mirkovic / Unsplash

El movimiento de Tiny Houses o casas pequeñas ya tiene unos cuantos años de existir y cada vez son más las personas que se integran a este estilo de vida, pero como todo proceso de cambio, decidir y adquirir esta forma de vivir no es sencilla por lo que te hacemos algunas recomendaciones que debes considerar para tener una vida plena en un lugar minúsculo.

Antes de dar el paso para cambiar tu vida por completo, lo más conveniente es vivir la experiencia. Airbnb puede ser una excelente opción para rentar alguna casa pequeña por unos días para que pruebes un poco cómo sería vivir en un lugar así. Aunque es conveniente para el medio ambiente que más personas adopten esta costumbre, también es cierto que es posible que no sea tangible para todos.

En Airbnb puede encontrar excelentes opciones como esta Tiny House en Austin, Texas. / Fuente: Airbnb

Un estilo de vida en pequeño supone muchos ahorros en los gastos, pero también la esencia del desapego a las cosas materiales, una de las situaciones más complejas y liberadoras a la hora de encaminarse por este rumbo. Por ello, si decides continuar adelante con tus planes de ser parte de este innovador movimiento, debes tomar en cuenta sólo las cosas esenciales, es decir, lo que necesitas vs lo que quieres. De ser posible, haz una lista sobre todo lo primordial para tu vida y deja de lado todo aquello que no te sirva y, sobre todo, ocupe un espacio importante en tu casa.

Como cualquier transformación, nunca van a faltar las críticas, por lo que hacer oídos sordos a todos aquellos comentarios que no beneficien en tu perspectiva de vida es lo más óptimo, ya que los grandes cambios no sólo conflictúan a las personas que los generan sino a las demás que temen en que prosigan hasta alcanzarlas. Ten muy claro cuál es tu objetivo y cómo lograrlo.

Elegir tus verdaderas necesidades frena tu consumismo desenfrenado. / Fuente: Freestocks

De acuerdo con Justine Harrington de Compact Appliance, el mundo en el que vivimos hoy, a menudo nos alimenta la idea de que tener una casa más grande con más cosas es de alguna manera equivalente a lo “adultos” que somos. Vivimos en una sociedad de consumo, por lo que es importante no caer en esta noción si se está preparando para vivir en una casa pequeña. Deja de ser un consumidor loco y comienza a pensar en tus compras.

Así como es importante seleccionar los artículos indispensables para tu vida, también lo es escoger tus espacios significativos, es decir, aquellos lugares que necesitas invariablemente aunque eso signifique disminuir, transformar o eliminar cualquier otro.

Una tiny house no sólo se trata de reducir objetos, sino de mantener lo esencial para cada persona. Crédito: Nachelle Nocom / Fuente: Unsplash

Finalmente, acércate con comunidades y especialistas e investiga las localidades cercanas a ti donde existan estas propiedades. Una asesoría, resolver dudas o simplemente conocer a personas como tú, te hará sentirte más seguro sobre lo que haces, así como desarrollar tu propia casa pequeña o adquirir la que más te convenga.