Trump afirma que Irán está “retirándose” y anuncia sanciones económicas; minimiza ataque a bases militares

El mandatario advierte que no permitirá iraníes desarrollen armas nucleares
Trump afirma que Irán está “retirándose” y anuncia sanciones económicas; minimiza ataque a bases militares
El presidente Trump dio un mensaje desde la Casa Blanca.
Foto: Captura Casa Blanca / YouTube

El presidente Donald Trump consideró que Irán estaría “retirándose” de un posible conflicto armado, tras los ataques con misiles a bases militares estadounidenses. El mandatario minimizó esa agresión al señalar que no hubo muertes de ciudadanos de Estados Unidos y los daños a las instalaciones fueron “menores”.

“Irán parece estar retirándose, lo cual es algo bueno para todas las partes interesadas y algo muy bueno para el mundo”, expresó el mandatario, quien comenzó su discurso con una advertencia: “Mientras sea presidente de los Estados Unidos, a Irán nunca se le permitirá tener armas nucleares”.

Agregó que en el ataque a las bases en Irak no hubo víctimas estadounidenses.

“No tuvimos víctimas. Todos nuestros soldados están a salvo y sólo hubo daños mínimos en nuestras bases militares”, indicó.

También anuncio más sanciones económicas al régimen liderado por Hassan Rouhani.

“Estados Unidos impondrá de inmediato sanciones económicas de castigo adicionales al régimen iraní”, expresó. “Estas poderosas sanciones permanecerán hasta que Irán cambie su comportamiento”.

El presidente estuvo escoltado por el vicepresidente Mike Pence y por el secretario de Defensa, Mark Sper, pero no permitió preguntas de reporteros tras su mensaje de unos 10 minutos, donde aseguró que su administración apoya que los iraníes tengan mejores condiciones.

“Finalmente, a el pueblo y los líderes de Irán, les digo que queremos que tenga un futuro, un gran futuro, uno como el que merecen”, dijo. “Uno de prosperidad en casa y armonía con las naciones del mundo. Estados Unidos está listo para abrazar la paz con todos los que la buscan”.

La escalada de tensiones comenzó con un ataque de Irán que dejó a un contratista estadounidense muerto y derivó en el operativo que mató al comandante Qasem Soleimaní, lo cual enfureció al régimen islámico iraní.

El presidente Trump describió al Soleimani como “el principal terrorista del mundo”, debido a su poder en el régimen islamita.

“Entrenó a ejércitos terroristas, incluido Hezbolá, lanzando ataques terroristas contra objetivos civiles; alimentó guerras civiles sangrientas en toda la región; herió brutalmente y asesinó a miles de soldados estadounidenses, incluso mandó colocar bombas en las carreteras que mutilan y desmembran a sus víctimas”, describió el mandatario.

Critican política en Medio Oriente

Neera Tanden, presidenta y directora ejecutiva del Center for American Progress, criticó la política exterior del presidente Trump.

“Es una suerte que ningún estadounidense o iraquí haya perdido la vida anoche, cuando Irán tomó represalias por el asesinato del general Qassem Soleimani”, comenzó su postura tras el mensaje del mandataio. “Pero no se equivoquen: el presidente Trump ha puesto a la nación en un curso peligroso con Irán a través de su propia toma de decisiones”.

Destacó la posición estratégica de Estados Unidos en el Medio Oriente, la cual –consideró– “está en declive”, permitiendo una mayor influencia de Rusia.

“Ninguna de las acciones del presidente ha unificado a la comunidad internacional; las han dividido”, sentenció. “Ninguna de las acciones del presidente ha reducido la influencia de Irán, ni ha impedido que ese país continúe desestabilizando la región. No han generado ganancias estratégicas para los intereses estadounidenses. Estos son los resultados de una política fracasada”.