Atención hombres: 4 tips para mejorar la calidad del semen

La calidad del semen es fundamental en la fertilidad
Atención hombres: 4 tips para mejorar la calidad del semen
La calidad del semen es importante en la fertilidad.
Foto: Shutterstock

Cuando se trata de fertilidad masculina, hay factores esenciales que influyen en las probabilidades de tener hijos, como la baja producción de espermas, su falta de vitalidad o problemas que impiden su flujo correctamente. La infertilidad masculina es la causa de que una de cada tres parejas no puedan tener hijos.

Aunque es necesario consultar a un especialista médico, estos tips para mejorar la calidad del semen requieren algunos cambios en el estilo de vida que, con constancia y determinación, pueden mejorar los resultados  y ayudar a resolver el problema.

Consume vitamina C

Los antioxidantes contrarrestan los efectos nocivos del estrés que, se sabe, afecta la fertilidad masculina. Consumir suplementos de vitamina C o alimentos ricos en ella, como kiwi, cítricos, papaya, melón, piña, moras o sandía, ayuda a mejorar la cantidad y la movilidad de los espermatozoides.

Evita el estrés

Uno de los problemas de mantenerse en un estado constante y prolongado de estrés es que eleva los niveles de cortisol, una hormona que no sólo está relacionada con la obesidad, sino también con la reducción de testosterona. Dedicar unos minutos del día a meditar en completa calma y relajación, tomarse un tiempo para salir con amigos o realizar alguna actividad física son formas eficientes de controlar el estrés.

Haz ejercicio

Practicar una actividad física regularmente aumenta los niveles de testosterona, la hormona sexual masculina. Los niveles bajos de esta hormona pueden provocar infertilidad, pero también los niveles excesivamente altos. Así que hacer ejercicio habitual es muy recomendable para los hombres siempre y cuando no exageren.

Cuida tus niveles de vitamina D

La vitamina D se produce naturalmente cuando nos exponemos a la luz solar de manera segura y cuando consumimos alimentos como champiñones, queso, leche, yogurt y cereales de desayuno. La deficiencia de esta vitamina no sólo impide la absorción de calcio en los huesos, sino que también influye en los niveles bajos de testosterona.