Con el Mazda 3 Hatchback todos ganan

El modelo 2020 ofrece mucho por relativamente poco
Con el Mazda 3 Hatchback todos ganan
En general, nos gustó su relación precio-funcionalidad y su estilo compacto y dinؘámico.
Foto: Armando Varela / Cortesía

El Mazda 3 2020 AWD en su version Hatchback es quizás uno de los mejores ejemplos del valor agregado que le ofrece a sus consumidores la marca japonesa en EEUU.

El modelo que probamos trae un motor de 2.5 Litros para 187 caballos de fuerza y una gran variedad de funciones de seguridad: control dinámico de estabilidad y control de tracción, monitor de punto ciego, airbags frontales y laterales, sistema de asistencia de carril y control de luz automático (iActivesense, adaptative LD) que entre otras cosas enciende las luces plenas cuando detecta la penumbra del camino.

Además, viene con ‘head display’ que proyecta la velocidad y otros indicadores en el panorámico y hace que el conductor no tenga que desviar la vista del camino: un lujo bienvenido en esta gama.

El cuadro lo completa un sólido sistema de sonido Bose con 8 o 12 bocinas y un comando de voz fácil de operar y efectivo.

Todo esto por alrededor de $27,500, hace que el 3 Hatchback con tracción en todas las ruedas sea una elección muy inteligente.

Además, el Rojo Soul Crystal Metallic que probamos mientras brillaba a la luz del sol o los reflejos de la noche parecía seguir al pie de la letra el principio KODO que guía la estética japonesa del fabricante: minimalista y sutil, pero expresiva.

A nivel práctico, la curvatura a la que obliga la quinta puerta le quita comodidad al ingreso por las puertas traseras: un auto de cinco puertas que trata de ser deportivo y estándard a la vez debe pagar algún precio.

Su sistema de entretenimiento no es el más intuitivo a primera vista. Sin embargo, luego de un análisis de los ingenieros de Mazda comprendemos el por qué de su configuración: resulta que su pantalla de apenas 8 pulgadas que no es táctil y queda retirada del asiento frontal busca precisamente que el conductor no se distraiga y mantenga la atención donde debe: en la carretera.

Todavía es curioso no encontrar freno un de mano manual sino electrónico, una tendencia que se impone con los días pese a los críticos que la atacan.

En general, nos gustó su relación precio-funcionalidad y opciones, sus seis cambios manuales adelante y su estilo compacto y dinؘámico.

Eso sí, no lo recomendamos mucho por su espacio restringido si el plan es dedicarlo al uso de una familia, con o sin mascota incluida.