La mansión del baterista de Metallica que vendió en $10.3 millones en Tiburon, California

Como es de esperarse, la propiedad cuenta con un estudio de grabación propio

El prestigiado baterista del grupo Metallica, Lars Ulrich, vendió su mansión de 13,000 pies cuadrados en Tiburón, California, por $10.3 millones.

La propiedad inicialmente enlistada en $12 millones, tiene 6 habitaciones, 9 baños, un estudio de grabación, una cancha deportiva subterránea, piscina, sauna, un acuario sobre una bañera y amplios espacios. Asimismo, el cierre de la venta incluye dos lotes separados contiguos que el actual dueño compró hace años para asegurar mejor su privacidad.

La residencia del músico ahora queda en manos de un comprador anónimo bajo un fideicomiso. Steve Mavromihalis fue el agente de la lista de Compass.

Metallica está pronta a iniciar una gira mundial en marzo.