5 beneficios de las fresas que no podrás creer

Previenen el envejecimiento prematuro y aportan más vitamina C que las naranjas

Las antocianinas en las bayas pueden tener efectos neuroprotectores.
Las antocianinas en las bayas pueden tener efectos neuroprotectores.
Foto: Katie175 / Pixabay

Las aromáticas y deliciosas fresas poseen componentes que nos aportan beneficios a la salud que probablemente desconocías.  Antes de pasar a sus propiedades, vale la pena mencionar que no es una fruta, sino un tallo con engrosamiento, y tiene dentro de él a las frutas. Las frutas son las pepitas, llamadas aquenios.

1. Fortalecen el esmalte dental y previenen la caries

De acuerdo al Dr. Iván Malagón, por su contenido en xilitol, las fresas atacan las bacterias que se encuentran en la boca, previniendo la placa dental. Además ayudan a que los dientes se remineralicen, evitando con ello un desgaste en el esmalte de los dientes. Así se favorece a una dentadura de apariencia limpia y sana.

Crédito: Pxhere

2. Tienen más vitamina C que la naranja

Las fresas son una excelente fuente de vitamina C.

Una ración media de fresas de 150 g contiene 86 mg de vitamina C.

Una naranja mediana, de 225 g, contiene 82 mg.

De acuerdo a la Federación Española de la Nutrición con una ración de cualquiera de estas dos frutas superamos nuestra ingesta diaria recomendada, que es de 60 mg.

La vitamina C juega un papel en el control de infecciones y la curación de heridas, y es un poderoso antioxidante que puede neutralizar los radicales libres dañinos.

Te puede interesar: ¿Por qué es bueno comer alimentos con antioxidantes? ¿Pueden prevenir el cáncer?

Crédito: Pxhere

3. Previenen el envejecimiento prematuro y mejoran apariencia de tu piel

Por su contenido en antocianinas, polifenoles (ácido elágico) y de vitamina C, las fresas son un “fruta” gran capacidad antioxidante.

Las frutas, verduras y granos de color rojo y morado contienen un alto contenido de antocianinas, además de antioxidantes, son antiinflamatorias y antimicrobianas, procuran tu piel, mejoran la salud visual y neurológica y protegen contra diversas enfermedades no transmisibles.

Te puede interesar: 7 alimentos para lucir una piel bella siempre

Crédito: Valeria Boltneva/Pexels

4. Protegen tu corazón

Las antocianinas ayudan a proteger el endotelio (la capa interior de los vasos sanguíneos) y a controlar la tensión arterial.

Un estudio realizado por investigadores de la Escuela de Salud Pública de Harvard en el que se analizaron los datos de 93.600 mujeres, reveló que las participantes que consumían arándanos y fresas tres o más veces por semana tendían a presentar un menor riesgo de infarto de miocardio en comparación con aquellas mujeres que solo las ingerían de manera excepcional.

Crédito: Pxhere

5. Cuidan tu vista

Por sus pigmentos como luteína y la zeaxantina, benefician la salud ocular.

Crédito: Pxhere

La luteína es conocida como la “vitamina de los ojos” se recomienda para prevenir enfermedades oculares, como la enfermedad ocular que conduce a la pérdida de la visión en los adultos y cataratas.

La fresa es rica en vitamina C que “combinada con otros nutrientes, podría retrasar la progresión de la degeneración macular relacionada con la edad”, explica The National Institutes of Health.