5 razones para elegir sardinas e integrarlas a tu dieta

Cuidar del corazón y evitar la anemia son algunos de los beneficios de consumir este pescado
5 razones para elegir sardinas e integrarlas a tu dieta
Foto: Pxhere
Foto: Pxhere

Vivimos un momento sin precedentes...

La crisis causada por el coronavirus nos ha puesto en pocos días en una situación que nadie podía imaginar. La amenaza a la salud de todos debe ser nuestra primera preocupación. Y después, las consecuencias sociales y económicas que ya están golpeando duramente a nuestra comunidad. Pero nuestro compromiso contigo y con todos nuestros lectores es más firme que nunca. Queremos informarte y ayudarte a tomar decisiones en tu día a día.

Producir este contenido que estás leyendo cuesta dinero.
El dinero que permite que los escritores, editores y demás personal de La Opinión puedan mantener a sus familias.
Nosotros no cerramos nuestro contenido como hacen otros medios, porque queremos que todos puedan leerlo, también aquéllos que no puedan pagar una suscripción.

Pero sí pedimos a quienes puedan colaborar con nosotros que nos ayuden. Sólo toma un minuto y puedes aportar tan poco como $3.5 por mes (Sí, leíste bien SOLO $3.5 por mes). Hará un gran diferencia.

La sardina es un pescado accesible y de los más nutritivos. Forman parte de los pescados azules (como la caballa, salmón, atún, arenque, entre otros) y de los más ricos en ácidos grasos Omega-3, proteínas, minerales como hierro, calcio, zinc, magnesio y vitaminas A, B6, B12, y D.

Por su cantidad y calidad de nutrientes, las sardinas son un alimento que brinda importantes beneficios a la salud.

1. Protege el corazón

Las sardinas son de los pescados que más aportan Omega-3. Un ácido que beneficia el sistema cardiovascular. La Universidad Nacional de México destaca que:

  • Reduce el colesterol en sangre, disminuyendo el riesgo de que éste se acumule en las arterias.
  • Contribuye a un normal flujo sanguíneo, previniendo posibles ataques cardíacos
  • Trabaja contra el mal funcionamiento de la tiroides.
Crédito: Pexels

2. Previene anemia

Sentirse débil, tener frío, estar mareado, irritable y en ocasiones con dolores de cabeza podría tratarse de anemia. Las sardinas tienen los nutrientes necesarios para evitar padecerla.

Las anemias más comunes son por deficiencia de hierro, folato (ácido fólico) y vitamina B 12.

Te puede interesar: 5 alimentos que debes comer si tienes anemia

Crédito: Pxhere

3. Evitar la depresión

Las vitaminas B6 y B12 son muy importantes para las funciones cerebrales y el estado de ánimo. En este sentido, la deficiencia de ellas puede ocasionar depresión, confusión, irritabilidad, demencia, entre otros síntomas. La sardina es una fuente importante de vitamina B12, por encima de otros pescados como el salmón.

Te puede interesar: 10 alimentos que ayudan a evitar la depresión

Crédito: Pxhere

4. Ayuda a mantener huesos y músculos 

La masa muscular es necesaria para desempeñar nuestras tareas cotidianas. A partir de los 35 años comenzamos a perderla y con ello la fuerza. Mantener un músculo sano desde ahora te permitirá ser independientes por más tiempo y tener una mejor calidad de vida.

Además de actividad física, la alimentación es muy importante, por ello debemos incluir alimentos ricos en proteínas y vitaminas B como las sardinas.

Tienen más calcio que la leche. Una porción de 100 gramos de sardinas enlatadas tienen 400 mg. de calcio, mientras que un 100 gtamos de leche tienen 121 mg.

El cuerpo necesita calcio para mantener huesos fuertes y para que los músculos se muevan.

Te puede interesar: ¿Qué comer para mantener los músculos a medida que envejeces?

5. Favorece la vista

El zinc, el Omega-3 y las vitaminas A, B6, B12 en las sardinas son nutrientes relacionados con la buena salud ocular, ayudan a disminuir el riesgo de degeneración macular relacionada con la edad (DMAE), cataratas y ojo seco.

El Instituto Nacional del Ojo refiere que la deficiencia de Omega-3 está entre las causas de ojo seco. Por ello, el consumo de alimentos ricos en este ácido graso beneficia a la producción de lágrima, haciéndola más abundante y de mayor calidad y evitando que se evapore con mucha facilidad.

Crédito: Pxhere

Te puede interesar: ¿Cuáles son los mejores alimentos para cuidar la vista?