Aumenta la cifra de mujeres sin hogar

La población de personas sin vivienda es una de las más difíciles de contar
Aumenta la cifra de mujeres sin hogar
Aumenta la cantidad de mujeres sin hogar en LA. (Foto: Ciro César/La Opinión)
Foto: Ciro Cesar / Impremedia-La Opinion

Cada pequeña acción, por más mínima que parezca, puede hacer una gran diferencia en la vida de una persona.
En el caso de Vicky Vickers, una mujer para quien, por años, las calles fueron su único refugio, la “pequeña” acción llegó en la forma de un viaje en autobús e instrucciones para llegar a un centro de ayuda para personas sin hogar.

“Por cuatro años y medio viví en las calles de Santa Mónica, a un lado de la biblioteca”, compartió Vickers, en entrevista con La Opinión. Vickers sufre de esquizofrenia y años atrás se quedó sin la medicación que necesitaba y como resultado empezó a sufrir alucinaciones que eventualmente la llevaron a quedarse sin hogar.

“Cuando vivía en las calles, un hombre se me acercó y me dio ‘tokens’ para viajar en autobús y las instrucciones para llegar a ‘The People Concern’”, recordó Vickers. The People Concern es una organización sin fines de lucro de Los Ángeles, que ofrece servicios integrados a los miembros más vulnerables de la comunidad que necesitan ayuda.

Vickers siguió el consejo del buen samaritano y tomó el autobús que le salvaría la vida. En el centro consiguió una cama temporaria y eventualmente logró acceder a un departamento en el que vive desde hace ocho años. En la actualidad, Vickers tiene tres empleos, así como acceso a la medicina que necesita para su estabilidad.

“Había perdido cualquier tipo de esperanza”, recordó Vicky. Entre los mayores desafíos, mencionó el miedo constante y diario a los ataques y violencia sexual, el abrumador sentimiento de vulnerabilidad y la higiene. “Es imposible estar limpia, mantenerse limpia”.

Vicky Vickers vivió por años en las calles de LA.

A todos nos puede pasar

“Yo era una mujer común, como cualquier otra. Jamás me imaginé que terminaría en la calle. Pero todos vivimos a un cheque de pago de quedarnos sin hogar”, reflexionó Vickers.

“Si todos y cada uno de nosotros hiciésemos algo por las personas sin hogar, el problema no tendría esta magnitud. Muchas veces miramos para otro lado, pero el hacerlo no resuelve nada”, indicó refiriéndose con gratitud al extraño que salvó su vida.

La vivienda es un derecho fundamental. Es horrible vivir en las calles. El aumento de viviendas asequibles es el primer paso para combatir este problema. Con tres trabajos, aún hoy, yo no podría costear un apartamento”, confesó.

Evaluación de la población y sus necesidades

Esta semana, el Centro de mujeres de downtown (Downtown Women’s Center) presentó su Evaluación de las necesidades de las mujeres en la ciudad de Los Ángeles. El centro angelino es una organización sin fines de lucro concentrada específicamente en las necesidades de las mujeres sin hogar.

Entre las conclusiones, el informe encontró que casi 11,000 mujeres viven en las calles de la ciudad angelina. Esto es un 13% de aumento en relación al año anterior.

La falta de hogar afecta desproporcionalmente a las mujeres de color. Entre aquellas que perdieron recientemente su vivienda, el 35.4% es latina.

“Detrás de estos números existen personas reales que están sufriendo”, indicó la supervisora Hilda Solis, durante la presentación del reporte.

La Supervisora destacó del informe que la mayoría de las mujeres que viven en las calles son personas mayores de 50 años; y recordó que el problema de falta de vivienda es un problema de todos, desde funcionarios del gobierno y residentes, hasta comerciantes y empresarios.

“Estos datos deberían inspirarnos a todos a actuar y a hacer uso de nuestros recursos para asegurar que estas mujeres vulnerables tengan acceso a servicios comprensivos y vivienda permanente”, agregó Solis.

Solis: ‘Detrás de estos números existen personas reales’.

Censo 2020: ¿Serán contadas?

California tiene el triste récord de ser el estado con mayor cantidad de personas sin hogar en el país. Según estimados de 2018, alrededor de 130,000 personas viven en las calles y refugios del “Estado Dorado”. Pero debido a la dificultad de contar a la población “homeless” esta cifra podría ser aún mayor.

Ante la proximidad del conteo nacional de la Oficina del Censo, expertos y activistas destacan la importancia de que la población sin hogar sea incluida, especialmente en estados como California, con un alto índice de personas sin vivienda. De no ocurrir, los californianos podrían perder fondos federales y representación política, lo que a su vez afectaría a las familias de bajos ingresos, que más necesitan dichos fondos para pagar por programas como Sección 8, entre muchos otros.

Es precisamente la vulnerable población sin hogar, una de la más difícil de contar. La Oficina del Censo abordará el conteo de esta población de la siguiente manera:

  • Por un lado, los trabajadores del Censo visitarán viviendas transitorias, como por ejemplo moteles, parques de vehículos recreacionales (RV), y circos, entre muchos otros.
  • Por otro lado, los trabajadores contarán y entrevistarán a personas sin hogar en sitios determinados, como por ejemplo refugios de transición, bajo los puentes, o en campamentos improvisados, entre otros.

En el censo pasado de 2010, los trabajadores contaron casi 28,000 californianos que se encontraban en refugios y alrededor de 64,000 californianos viviendo en las calles y en otros centros comunitarios de servicio.

A su vez, la Oficina del Censo está trabajando con socios locales para identificar las localidades donde contar a la población sin vivienda. El programa “Nuevas Construcciones” permitirá a gobiernos locales enviar información sobre nuevos refugios y viviendas transitorias que se terminarán de construir para el 1 de abril de este año.

La Oficina del Censo invita a personas con experiencia y contacto directo con la población sin hogar a buscar empleo como trabajadores del censo, para ayudar a incluir a dicho grupo en el conteo.

En Detalle

Según el informe de Downtown Women´s Center:

  • Las mujeres sin vivienda son víctimas frecuentes de violencia de género. El 60.2% de las entrevistadas dijo haber sido víctima de violencia en el último año.
  • Las mujeres de color son desproporcionalmente afectadas por la falta de vivienda. Entre las mujeres que recientemente perdieron su hogar, el 35.4% es latina y el 24.1% es afroamericana.
  • El 35.7% de las mujeres LGBTQ entrevistadas reportó haber sido víctima de asalto sexual.
  • La población de mujeres sin vivienda tiende a ser de mayor edad que la población general de Los Ángeles. Casi la mitad de las entrevistadas (48.9%) era mayor de 51 años de edad.
  • El 63.2% de las mujeres reportaron haber visitado una sala de emergencia en el último año, lo que sugiere la falta de acceso a un doctor o cuidado médico.
  • Las mujeres representan casi un tercio de la población de personas sin hogar (18,337 ó el 31%).
  • Los aumentos de las rentas, las evicciones y los sueldos estancados son los factores más decisivos que llevan a las mujeres y sus familias a perder su hogar.