Perdona en pleno juicio al novio que le disparó cinco veces y le planta beso frente al juez

Tras echarse ella culpa, aseguró estar dispuesta a casarse con el hombre que intentó matarla

Foto de archivo de una víctima de violencia doméstica.
Foto de archivo de una víctima de violencia doméstica.
Foto: Archivo / Mariela Lombard / El Diario

Una mujer en Brasil perdonó a su pareja que le disparó en cinco ocasiones, y lo besó en pleno juicio.

Para justificar el perdón, Micheli Schlosser, de 25 años, declaró ante el juzgado de Venâncio Aires que ella provocó la reacción de Rafael Posselt, de 28, por lo que era culpable de su intento de homicidio.

“Nunca me había agredido, siempre fue muy bueno conmigo y ya pagó por su error”, argumentó en corte.

La brasileña había denunciado al agresor por el incidente de agosto pasado, de acuerdo con el reporte de medios locales e internacionales. En el ataque en una calle, Posselt la emprendió a tiros contra Schlosser, dos en la cabeza.

Tras su testimonio, la víctima pidió permiso para acercarse a su pareja, abrazarlo y besarlo.

De acuerdo con los reportes, la mujer afirmó durante la audiencia que quiere casarse y vivir el resto de su vida con el hombre que intentó matarla.

El acusado fue condenado a 7 años de prisión; cinco por intento de homicidio, y, dos, por posesión ilegal de armas.

Luego de que trascendiera la noticia, usuarios de redes sociales cuestionaron el proceder de la mujer y asociaron su comportamiento a dependencia emocional y otros problemas psicológicos.

Hasta el Centro de Psicoterapia Ser Familia de Perú trató de explicar mediante su página de Facebook la acción de la víctima haciendo referencia a la nota de Pulzo.

“El principal problema en la violencia y matanza de parejas es que las mismas víctimas tienden a aceptar y normalizar la violencia con tal de evitar la soledad y mantener dependencias tóxicas. En la mayoría de casos de violencia la misma víctima no sigue el curso de las denuncias o ya había tolerado durante muchos años abusos y amenazas que terminaron en muerte o lesiones graves, sin contar el daño sobre los hijos. Tratar el Amor tóxico y Dependencia afectiva sin duda es algo que debe ser prioritario en la Salud Mental. Y estar atentos en nuestras familias”, plantean en la publicación.