Joven en Argentina dejó su celular cargando en la cama y se acostó; móvil le explotó en el pecho

"Me desperté prendido en fuego"

El joven tuvo que recibir atención médica por las quemaduras.
El joven tuvo que recibir atención médica por las quemaduras.
Foto: Captura video / Cortesía

El 31 de enero, Catriel Gómez hizo lo mismo que todas las noches: se acostó en su cama, puso a cargar su celular y se dejó dormir pensando que al otro día su despertador lo levantaría. Pero la explosión de su celular que tenía a centímetros de su cuerpo casi desata una tragedia. ” Me desperté prendido fuego, estaba en llamas”, contó el joven cordobés que sufrió severas quemaduras en una de piernas y parte del torso, y que demandará a la empresa que fabricó su teléfono.

.A pocas horas de haberse conocido el caso, Gómez, de 22 años, agregó más detalles de lo sucedido desde su casa en la localidad cordobesa de La Falda, provincia de Córdoba. “Había salido a comer con unos amigos y llegué a las 4 de la mañana a mi casa, puse el celular a cargar y 8:30 me desperté prendido fuego”, narró el joven a TN.

Su reacción fue instantánea: corrió al baño y se metió para apagar el fuego que consumía su ropa interior y limpiar el ácido que se había salpicado a distintas partes de su cuerpo. Todo esto, mientras su hermano apagaba las llamas que quedaban en el colchón.

Sin embargo, el incidente no terminó allí. Después de aplacar el fuego en su cuerpo y como no aguantaba el dolor por las quemaduras, un vecino lo llevó a un centro médico en donde lo atendieron inmediatamente. “En el hospital cuando fui no lo podían creer, se pensaron que no era cierto”, relató sobre la actitud de los médicos y enfermeros, y remarcó: “Nunca tuvieron un caso así”. Por un tiempo, el joven tendrá que volver todos los días para hacerse la curación de las heridas.

” El celular era nuevo y el cargador original”, dijo Gómez sin encontrarle explicación a lo ocurrido. Además, agregó irritado que el fabricante del celular todavía no se comunicó con él. Por eso dice que tiene “pensado hacer una demanda”. El aparato corresponde al modelo Moto E5play de Motorola y, como el celular -cuenta Catriel- lo sacó en cuotas, todavía tiene que seguir pagándolo.