Importancia de las visitas pediátricas rutinarias

Las visitas al pediatra son importantes para mantener a los pequeños saludables.
Las visitas al pediatra son importantes para mantener a los pequeños saludables.
Foto: Shutterstock

Como padres nuestro principal interés es el bienestar de nuestros niños y adolescentes. Es por esta razón que desde su nacimiento se realiza la primera evaluación pediátrica que nos permitirá crear una fotografía de la salud del niño, la cual llamamos récord.

Una parte esencial de las visitas pediátricas para crear el récord son los ‘screening’ o cribados, los cuales son todos los exámenes que se realizan en los niños que aparentan tener buen estado de salud. Estos exámenes tienen como fundamento detectar aquellos infantes los cuales podrían padecer de alguna enfermedad y brindarles el mejor cuidado posible. El tratamiento temprano permitirá disminuir significativamente las complicaciones tardías de muchas enfermedades y de esta manera disminuir la mortalidad de estas.

Las visitas están programadas en intervalos los cuales van aumentando a medida que el niño va desarrollándose. La Academia Americana de Pediatría recomienda que la primera visita se realice en la primera semana de vida y las siguientes en los próximos meses; 1 mes, 2 meses, 4 meses, 6 meses, 9 meses, 12 meses, 15 meses, 18 meses, 2 años, 2 años y medio. A partir de los 3 años se deben de realizar cada año.

En cada una de estas visitas el doctor tendrá la oportunidad de conversar con el padre sobre la nutrición, inmunizaciones, historias médicas o familiares o cuidado dental. Además, podrá realizar exámenes de la visión, audición y examen físico. En caso de detectar alguna anomalía en alguna de las visitas podremos anticipar estas enfermedades y de esta manera tratarlas.

Los padres también deben de ver estas visitas como un espacio para compartir las inquietudes que consideren sobre el desarrollo del niño. Estas inquietudes pueden variar desde los alimentos que debe consumir su hijo a los 6 meses hasta cuál es la forma adecuada para colocar el asiento del niño en el vehículo.

Para optimizar las visitas pediátricas generalmente recomendamos:

  • Planificar las visitas con tiempo, esto permite al sistema de salud entregar los formularios de las escuelas con tiempo anticipado. Además, te permitirá crear un espacio en tu horario de trabajo para acompañar a tu hijo en cada una de las visitas.
  • Siempre lleva una lista sobre todos los temas que quieras discutir con el pediatra de tu hijo, a medida que tu hijo va creciendo irá desarrollando nuevas habilidades las cuales querrás compartir con tu pediatra. Mira esta oportunidad también como un espacio en el que puedes hablar temas del comportamiento de tu hijo adolescente.

-La Dra. Denise Núñez es pediatra y  fundadora de la Fundación Niño de la Caridad en El Bronx y la Dra.  Lisandra Núñez es médico.