Le llegó la hora a Harvey Weinstein: Jurado se retira a deliberar en el caso por abusos sexuales

Weinstein llegó a la corte con una andadera, sin dar muestras de nerviosismo y rodeado por su equipo legal

El ex productor de cine Harvey Weinstein.
El ex productor de cine Harvey Weinstein.
Foto: Spencer Platt / Getty Images

El jurado se ha retirado a deliberar. Parece que a Harvey Weinstein le ha llegado la hora de la verdad y son muchas las mujeres que esperan que la palabra justicia se transforme en una sentencia en contra del productor de Hollywood. Este martes Harvey Weinstein podría ser encontrado culpable o inocente ante la corte suprema estatal de Nueva York.

“Ustedes y solo ustedes son los jueces y únicos responsables de decidir si el acusado es culpable o no”, explicó el juez Burke a los siete hombres y cinco mujeres encargados de alcanzar, basándose en las evidencias presentadas, un veredicto unánime sobre los cinco delitos sexuales que la Fiscalía imputa a Weinstein.

Aquí un vídeo de cómo llegó Harvey Weinstein al juicio.

Burke describió a los jurados los cargos: dos de agresión sexual depredadora, uno de acto sexual delictivo en primer grado, uno de violación en primer grado y otro de violación en tercer grado, señalando que debían dilucidar si los fiscales los han “probado más allá de toda duda razonable”.

El juez, que tuvo que hacer pausas durante su intervención debido al ruido de varias ambulancias, insistió en que “si la Fiscalía no ha logrado satisfacer la carga probatoria, deben hallar no culpable al acusado”, y apostilló que “hay muy pocas cosas que sepamos con absoluta certidumbre”, pero ante la Justicia no sirve un “probablemente”.

Weinstein, vestido con traje de chaqueta gris y camisa blanca, llegó hoy a la sala diez minutos antes del comienzo de la sesión, caminando lentamente y ayudándose del nuevo andador con ruedas que comenzó a llevar a mitad de juicio, sin dar muestras de nerviosismo y rodeado por su equipo legal.

En primera fila, como en otras ocasiones, estaba la abogada Gloria Allred, que representa a tres de las seis supuestas víctimas que han testificado contra él, entre ellas una de las dos denunciantes sobre las que se sustenta este caso, la asistente de producción Mimi Haley, que lo acusó de hacerle sexo oral a la fuerza en 2006.

Los primeros minutos, no obstante, se centraron en una columna de opinión publicada este domingo por la abogada de Weinstein, Donna Rotunno, en la revista Newsweek, en la que se dirige directamente al jurado, que tiene prohibido indagar sobre el caso en los medios o en internet, y les pide que hagan “lo correcto”: absolver a su cliente.

Alegando que esa actuación violaba las normas del tribunal y arremetiendo contra ella por “manipular al jurado”, la fiscal Joan Illuzzi-Orbon solicitó al juez que el productor volviera a prisión preventiva, ya que, aseguró, “no hay manera de que Rotunno haya hecho esto sin el permiso del acusado”.

“A mi cliente se le ha llamado depredador y violador en la sala, pero las pruebas no muestran eso. Escribir una columna sobre el estado del sistema de justicia criminal y del jurado no viola las normas”, se explicó Rotunno, a lo que una airada fiscal contestó que su argumento era “ridículo”.

“Se dirige a los jurados en primera persona. Se le ha llamado depredador porque ese es el nombre del delito; violador, porque también es el nombre de delito. Esperamos ante Dios que lo correcto sea condenar a este hombre de los cargos. No es el momento de lamentarse el estado del sistema criminal”, sostuvo la fiscal.

Pese a ese rifirrafe inicial en torno a su texto, el magistrado Burke se limitó a ordenar a Rotunno que se abstuviera de hablar en público sobre el caso, como ya hizo al inicio del proceso, cuando la Fiscalía le recriminó una entrevista en la que intentó restar credibilidad a las supuestas víctimas.

Antes de que entrara el jurado para recibir instrucciones sobre el veredicto, la defensa de Weinstein pidió, asimismo, que se apartara a uno de sus miembros, una mujer, porque habían averiguado que estaba leyendo un libro sobre abusos infantiles, pero después de interrogarla, el juez denegó la moción.


  1. Todos se ríen de Kim Kardashian por culpa de Kanye West
  2. Rosie Rivera: “Me dijeron gorda, vieja incapaz”