Poderosos aliados naturales para curar el hígado graso

El hígado graso se relaciona con una dieta alta en grasas y un estilo de vida sedentario. Conoce grandiosos tratamientos alternativos que te ayudarán a combatir esta condición hepática

Poderosos aliados naturales para curar el hígado graso
El hígado graso también puede derivarse de condiciones como la diabetes, la hipertensión, altos niveles de colesterol y triglicéridos.
Foto: Shutterstock

El hígado graso o esteatosis hepática no de los padecimientos hepáticos más comunes en la actualidad, se trata de una acumulación de grasa en el hígado reflejo de malos hábitos alimenticios entre los que se destaca un alto consumo de grasas saturadas y un estilo de vida sedentario. Este trastorno se produce cuando la grasa representa entre en 5 y 10% del peso total del hígado y en gran parte los diagnósticos se dan en personas de entre 40 y 50 años de edad. Según las causas existen principalmente dos tipos de hígado graso:

  • Hígado graso causado por alcohol: Como su nombre lo indica es un padecimiento derivado de la excesiva ingesta de alcohol, lo que se deriva en un daño y dificulta la capacidad de descomponer las grasas que de manera natural se van acumulando. Una de las grandes ventajas es que se puede revertir si se deja para siempre el hábito de beber, de lo contrario puede derivarse en condiciones como la cirrosis.
  • Hígado graso no alcohólico: Su principal causa es la obesidad, que en muchas ocasiones se deriva de un estilo de vida sedentario, la falta de actividad física y una mala alimentación. A la vez se puede derivar de condiciones como padecer diabetes, colesterol y triglicéridos altos y síndrome metabólico. 

Aliados naturales para tratar el hígado graso:

Una de las grandes noticias para aquellos que padecen hígado graso es que se trata de una condición reversible de la cual se puede revertir su impacto a través de hábitos y un estilo de vida saludable. Conoce los alimentos que serán el mejor aliado para impedir su avance y erradicarlo por completo.

1. Alcachofas

Las alcachofas son uno de los vegetales más saludables que existen, se destacan por su extraordinario poder diurético al que se le atribuyen grandes beneficios para combatir la retención de líquidos, lo que beneficia el funcionamiento del organismo en general. Cuando hablamos de su efecto positivo para tratar el hígado graso son un gran aliado para controlar los altos niveles de colesterol y azúcar en la sangre, dichas cualidades resultan verdaderamente efectivas para disminuir la absorción de grasas y controlar la obesidad. Al bajar de peso favorecemos el control del hígado graso. 

Alcachofas./ Crédito: Pxhere

2. Toronja

La toronja es uno de los cítricos más populares por ser gran fuente de antioxidantes y por sus beneficios para combatir el sobrepeso, adicionalmente diversos estudios han comprobado sus cualidades para tratar la esteatosis hepática debido a su bajo contenido en glucosa. A la vez la toronja contiene una sustancia llamada naringenina que facilita la oxidación de los compuestos grasos, una buena recomendación para tratar el hígado graso es consumir un vasito de 200 ml de jugo de toronja al día. 

Toronja./Foto Crédito: Pxhere

3. Rábanos

Los rábanos son uno de los grandes aliados para tratar problemas relacionados con los niveles de azúcar en la sangre y combaten eficazmente la diabetes, su consumo resulta un buen aliado para tratar el sobrepeso y tiene la peculiaridad de disminuir la grasa corporal e impide que se acumule en el hígado. Una buena alternativa es consumirlo en agua, en jugo mezclado con naranja o toronja y en todo tipo de ensaladas.

Rábanos./Foto: Agencia Reforma

4. Remolacha

La remolacha es una de las hortalizas más valoradas por su alto valor nutricional, entre sus principales beneficios se destaca por su potente acción depurativa y su gran capacidad de eliminar las grasas, toxinas y otras sustancias de desecho que se acumulan en el hígado cuando no funciona de manera óptima. Consumirlo en jugo fresco en ayuno es de lo mejor para combatir está condición.

Remolacha. /Foto: Crédito: Pxhere